El alcalde de Cochabamba (Bolivia) y otras autoridades en la procesión en honor la Virgen de la Merced

La imagen de la Virgen de la Merced retornó ayer a la Catedral Metropolitana, luego de ser restaurada en el taller del convento de Santa Teresa por primera vez en 400 años. Es la copatrona de la Iglesia católica en Cochabamba junto a San Sebastián.

La figura retornó a su altar en una procesión en la que participaron autoridades y el alcalde suplente Iván Tellería. Así como el rector de la catedral, Marcelo Bazán, y el encargado de su restauración, el sacerdote Linton Guzmán.

La imagen fue restaurada durante dos meses. Guzmán informó que la parte más complicada fue la vestimenta tallada. “Estaba craquelada y tuvimos que buscar el color original”, dijo.

Asimismo, indicó que se halló bastantes daños en la figura. “Estaba resquebrajada por todas partes”. Además, se le dio color al rostro de la Virgen y también al Niño Jesús.

Las religiosas de las Carmelitas se encargaron de vestir a la Merced para que sea devuelta a la Catedral. Le colocaron desde las pestañas y le arreglaron todo el atuendo, agregó el sacerdote Guzmán.

La imagen de la Virgen llegó de España hace más de 400 años. Está hecha de madera y mide un metro y medio. Una de sus principales características es que el dedo pulgar de la mano derecha se sostiene con una red.

La historia cuenta que la Virgen perdió el dedo en la batalla de Hamiraya durante la lucha por la Independencia. Las tropas cochabambinas sacaron a la imagen, pero una bala alcanzó la mano. Años después, las Heroínas de la Coronilla tuvieron la misma intención, pero el rector sólo dejó que esté en la puerta.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...