El Alcalde de Cádiz alaba al Nazareno y la Virgen de los Dolores, parte esencial de nuestra identidad, e invita a conocer la fe

Nada impide que José María González llame a conocer la fe en el Nazareno o la Virgen de los Dolores y a considerarla como estime conveniente, pero nuevamente este cargo de Podemos confunde su religiosidad personal con el papel institucional como alcalde y como cargo público escribe esta alabanza religiosa y cofrade. Así no es de extrañar su apuesta por la medalla a la Virgen del Rosario y su defensa de los méritos alegados, meras supersticiones y milagros adjudicados por librar, en el pasado, la ciudad de calamidades.


El Nazareno y la Virgen de los Dolores, que celebra el 75 aniversario de la puesta al culto, han supuesto siempre una balsa en mitad del océano, han sido sus rostros los que aparecían cuando faltaba la esperanza, cuando la toalla estaba a punto de arrojarse y cuando el pesimismo y la desesperanza pintaban el cielo de gris.

Cuando los problemas inundan los hogares de las gaditanas y gaditanos, las tardes del viernes se vislumbran como la meta a alcanzar, como el refugio al temporal y como el oxígeno a unas fuerzas que flaquean. Quien no conozca la fe, aquel que no sepa lo que significa, le invito a visitar la Calle Santa María cualquier viernes del año. Le invito a visitar el barrio un Jueves Santo. Allí, en el corazón de Santa María, en la cima de una cuesta de adoquines, las mujeres y los hombres de esta ciudad entregan sus inquietudes, se vacían y empiezan de nuevo para afrontar los días, los contratiempos y la desesperanza. La capilla del Nazareno y la Virgen de los Dolores se convierte en ese espacio común, en ese lugar en el que los miedos se quedan en la puerta.

Por eso, entiendan cuando considero que tanto Jesús Nazareno como María Santísima de los Dolores trascienden cualquier ámbito para convertirse en una de los mayores símbolos y sentimientos de nuestra cultura popular. En una parte esencial de nuestra historia, pero también de nuestra identidad y nuestra forma de afrontar la vida. Por ello, la Cofradía adquiere un papel imprescindible.

Y sobre todo y, ante todo, representan la generosidad de un pueblo, la plegaria por el vecino, la petición de salud por el ser querido y la promesa para espantar los males de otras personas. Una generosidad sin la que no se entiende una ciudad humilde como esta. Una generosidad que acompaña a las madres y a los padres, a los abuelos y a las abuelas que se sientan cada viernes -sin faltar nunca a la cita- en uno de los bancos de la capilla del Nazareno, que esperan cada Jueves Santo para ver los rostros que más pueden tranquilizar. La generosidad de Cádiz que es tan suya como lo es el Nazareno y la Virgen de los Dolores.

Por eso, como alcalde y, sobre todo, como gaditano, mi más sincero agradecimiento a una Cofradía que abre las puertas y que protege con celo, con mimo, pero con una enorme responsabilidad y difusión la imagen y la identidad de ambos.

José María González Santos
Alcalde de Cádiz y Hermano Nato de la Cofradía del Nazareno de Santa María


Y eso que Adelante Cádiz, candidatura de José María González, actual alcalde, ha organizado tres encuentros, que se celebrarán en el IES Columela los días 3, 4 y 9 de abril por la tarde, entre las cinco y media y las nueve.

El primero, abordará el eje de Justicia Social, conteniendo toda la parte del programa referida a salud, servicios sociales, mujer, mayores, infancia y juventud, vivienda, educación y universidad, deporte y LGTBI.

En la tarde del jueves 4 será el turno para debatir sobre el eje que han titulado Desarrollo Municipal y Promoción de la Ciudad, que engloba las temáticas de laicismo, participación ciudadana, memoria democrática, empleo y desarrollo económico, consumo, turismo, comercio y Carnaval.

Y por último, el encuentro del día 9 estará dedicado al eje de Ciudad Sostenible y se abordarán las políticas referidas a urbanismo, medio ambiente, movilidad, protección animal, patrimonio y cultura.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...