El alcalde de Benidorm, Toni Pérez (PP), junto a la Reina mayor y la infntil, los primeros en coger a la la Virgen del Sufragio

Llevaron la imagen por el casco antiguo y las tres playas. José Ramón Francés será el abanderado de las Fiestas Patronales 2018.

«N’era l’hora de l’alba del 16 de març de l’any de gràcia de 1740». Así empieza el texto que relata el Hallazgo de la patrona de Benidorm, la Virgen del Sufragio, hace 278 años. La ciudad conmemoró ayer ese aniversario y lo hizo con la tradicional procesión de «l’Alba» de madrugada.

A las 5.30 horas, decenas de vecinos y devotos esperaban en la puerta de la Iglesia de San Jaime y Santa Ana que saliera la imagen de la patrona. Mientras las puertas se abrían, se pudieron oir algunas canciones dedicadas a la Virgen.

Al sonido de la «dulzaina y el tabalet», el alcalde Toni Pérez y la Reina Mayor Fátima Carrobles y la Infantil Anna Calbo fueron los primeros en coger la imagen y llevarla al balcón de la plaza de San Jaime desde donde se puede ver el mar y la playa. De ahí, la procesión se dirigió hasta el Torrejó para bendecir Levante.

La siguiente parada fue el paseo de Colón, donde se le dedicaron oraciones frente a la playa de Poniente y la del Mal Pas antes de regresar de nuevo al templo cuando ya el día empezaba a vislumbrarse y se alejaba la noche, sobre las 7.00 horas.

En todo ese recorrido, fueron muchos los vecinos y devotos que quisieron portan a la Virgen una parte del recorrido. De dos en dos, primero las damas de la corte de ambas reinas y los cargos de las fiestas, y luego el resto de asistentes, la imagen fue pasando de mano en mano y recibiendo el cariño y devoción de los cientos de benidormenses que ayer madrugaron para ver a la patrona.

En el camino no faltaron los móviles inmortalizando el momento, tanto de aquellos que tenían la Virgen en sus manos como de los que desde lejos querían una imagen de la patrona. Al terminar la procesión, se pyeron los tradicionales versos a la Virgen recitados por Carmela Soria Martínez.

Posteriormente se llevó a cabo una misa de acción de gracias oficiada por Juan Antonio González y, para finalizar, un desayuno popular para recuperar fuerzas después del madrugón.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...