El alcalde de Belo Horizonte (Brasil), canceló por blasfemo el evento artístico titulado “Coroação de Nossa Senhora das Travestis”

El alcalde de Belo Horizonte (Brasil), Alexandre Kalil, canceló un evento artístico blasfemo titulado “Coroação de Nossa Senhora das Travestis” (Coronación de Nuestra Señora de los Travestis), luego de la indignación y protesta del pueblo católico.

Kalil anunció la cancelación a través de su cuenta de Twitter este viernes 19 de julio, poco después de que en un comunicado la Arquidiócesis de Belo Horizonte condenase el evento blasfemo y exigiera a las autoridades que lo suspendieran.

El acto formaba parte del programa de la quinta edición de la tradicional Virada Cultural de Belo Horizonte, que se llevará a cabo el 20 y 21 de julio, con más 440 atracciones de arte en varias partes de la capital del estado de Minas Gerais.

En su comunicado, la Arquidiócesis de Belo Horizonte “reprende públicamente, con indignación”, esta “acción prejuiciosa y criminal de falta de respeto a la fe cristiana católica”.

Además, exigió que “las autoridades competentes suspendan el evento”, porque es un “fomento indiscutible del prejuicio y la discriminación, la falta de respeto de los valores de la fe cristiana católica, y debe saber que están poniendo en grave peligro la paz y la relación respetuosa necesaria con los ciudadanos”.

La Arquidiócesis también llamó a “todos los católicos a expresarse, exigiendo respeto y suspensión inmediata de esta acción criminal, y que es una falta de respeto”.

“También acogemos con beneplácito nuestra solicitud, presentada ante las autoridades y cuerpos competentes para defender la verdad y la moralidad, de la cual esperamos la posición legal y urgente, con la prohibición de este acto abominable contra la fe católica cristiana”, agregó.

Finalmente, hizo este llamado: “¡Católicos, parroquias, instituciones católicas, asociaciones, movimientos eclesiales y nuevas comunidades, todos nosotros, ahora debemos expresarnos fuertemente en este momento para que el sentido común, la verdad y la justicia para la paz prevalezcan!”.

También en la plataforma CitizenGo se lanzó una petición en línea que pedía la anulación del evento, enfatizando que esta presentación es “explícitamente un desprecio de la fe católica y el sentimiento religioso de innumerables cristianos que reverencian a Nuestra Señora como la Madre de Jesucristo, además de ser un pecado muy grave que incluso está previsto como delito en nuestro Código Penal”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...