El alcalde de Algeciras renueva el voto de fidelidad a la Virgen de La Palma

El alcalde, José Ignacio Landaluce, acompañado de los tenientes de alcalde Jacinto Muñoz, Francisco Javier Rodríguez Ros y Laura Ruiz así como los delegados Jorge Juliá, Yéssica Rodríguez y María Solanes ha renovado esta mañana el voto de fidelidad de la ciudad a la patrona y alcaldesa perpetua, María Santísima de la Palma, en la Iglesia Mayor de Nuestra Señora de la Palma.

Esta solemne eucaristía en honor y gloria de la patrona y alcaldesa perpetua ha estado presidida por el Vicario territorial y episcopal del Campo de Gibraltar Rvdo. Padre D. Juan José Marina Janeiro. Además estaban presentes el presidente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías, Manuel Delgado Cerro; la subdelegada de la Junta de Andalucía en la comarca, Eva Pajares, así como representantes del ámbito cofrade la ciudad y otros miembros de la Corporación Municipal.

El primer edil ha destacado que “son momentos complicados por los que estamos pasando a todos los niveles, luchando contra un enemigo invisible al que Algeciras, por desgracia no está siendo ajena”. Por eso le ha pedido “que nos des fuerzas para trabajar sin descanso y poder hacer que Algeciras retome la senda de la normalidad, que haya trabajo para todos y que nadie haya de sentir en carne propia el azote de la crisis económica”.

Por otro lado, Landaluce también se ha referido a la celebración el próximo año del primer centenario de su patronazgo así como de “seguir centrando los esfuerzos en verte coronada canónicamente porque es de justicia”.

Finalmente, le ha pedido a la patrona que “ilumine a la ciudad para que podamos continuar trabajando por quienes más lo necesitan, para que tengan una mano tendida en la que poder apoyarse, y danos fuerza para que cuando las nuestras puedan fallar sepamos recomponernos y seguir dando lo mejor de cada uno”. Y destacar que ayer asistieron miembros del equipo de gobierno al acto donde la imagen de la Virgen de la Palma fue situada en pórtico de la Iglesia mayor, donde todos los fieles y devotos ofrecían sus oraciones y ofrendas florales.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...