El alcalde (Cs) de Linares (Jaén) en la solemne renovación del voto de fe hacia la Virgen de Linarejos

El Santuario de la Virgen de Linarejos acogió la tradicional eucaristía, único acto celebrado este año en la semana grande de la alcaldesa honoraria, con la solemne renovación del voto de la ciudad por parte del alcalde.

Una plaga asolaba la comarca hace ahora más de trescientos años y causaba destrozos importantes en las cosechas, por lo que, según cuenta la tradición, los linarenses se encomendaron a la Virgen de Linarejos y le prometieron devoción perpetua si los libraba de las langostas. Se produjo el milagro y, desde entonces, los alcaldes de la ciudad renuevan anualmente el voto. Fue en la mañana de ayer, Domingo de Pentecostés, cuando, en representación de todos los linarenses, el alcalde actual de Linares, Raúl Caro, acudió a la misa en la que, como es la tradición, el primer edil se encargó de hacer la renovación del voto.

De forma similar a aquella época, nos encontramos ante una pandemia y estamos pasando una mala situación, por lo tanto, el primer edil pidió por todos los linarenses para que siempre nos proteja bajo su manto. Una misa muy emotiva acompañada por los representantes del Ayuntamiento y donde se recordaron a todas las víctimas y familias de la Covid-19.

La Junta de Gobierno de la Hermandad Virgen de Linarejos se encargó de agradecer a todos los asistentes su presencia. También acudió la presidenta de la Agrupación Arciprestal de Cofradías en representación de las diferentes hermandades de la ciudad. Debido a las restricciones del aforo del santuario, el 50%, como consecuencia de las medidas de seguridad existentes, lamentablemente, no fue posible la asistencia a dicho acto de todos los fieles y hermanos cofrades, cuyo deseo hubiera sido, el de poder acompañarlos. Tampoco fue posible que la misa estuviera amenizada por los cantos de la Coral Andrés Segovia de Linares.

Actos anulados

Como consecuencia de las restricciones derivadas del estado de alarma vigente en nuestro país y decretado por la situación de la pandemia provocada por el COVID-19, la Junta Directiva de la Cofradía de Nuestra Señora de Linarejos Coronada, en reunión, adoptaron el acuerdo de que solo se celebraría la tradicional misa solemne de renovación del voto de la ciudad a cargo del alcalde del Ayuntamiento de Linares, Raúl Caro.

Este año, Linares se ha quedado sin sus particulares Fiestas del Voto, en las que los vecinos podían disfrutar de unos días en honor a su patrona, con la tradicional tómbola de muñecas, atracciones y, uno de los actos más importantes, la procesión de Nuestra Señora de Linarejos Coronada por el atrio del santuario y los alrededores del mismo, la cual congregaba cada año a numerosos fieles que no querían perderse la oportunidad de acompañar a la imagen en su recorrido.

 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...