El alcalde asegura que en la iglesia del Carmen se hicieron obras no autorizadas

El Ayuntamiento de Arafo cumplió con el compromiso adquirido, llegando a abonar 261.120 euros

El alcalde de Arafo, Domingo Calzadilla, afirma que el ayuntamiento "ha cumplido escrupulosamente con el compromiso económico adquirido con la obra de ampliación de la iglesia de Nuestra Señora del Carmen". De hecho, un informe emitido por el departamento de Intervención confirma que la corporación abonó 261.120,47 euros de los 262.598,40 euros por los que fue adjudicada la actuación.

Calzadilla recuerda que esta obra se realizó merced a un convenio suscrito por el consistorio, el Cabildo y la Iglesia, debiendo aportar esta 94.779,74 euros y la Administración insular 103.546,64 euros. En el informe de Intervención se refleja que el Cabildo "realizó su aportación, constando la parte de la Iglesia como pendiente de cobro".

Consecuentemente, el regente arafero considera que el gobierno municipal "ha cumplido", pero en el proyecto inicial se realizaron algunas modificaciones que sí fueron autorizadas. Sin embargo, en la certificación final de la obra aparecen 37 facturas, por un importe total de 63.015,19 euros, que se corresponden con aspectos "de los que este ayuntamiento no tenía conocimiento alguno al no habérsenos informado previamente para cumplir con el procedimiento legal establecido a fin de incluirlo en el proyecto".

Parte de ese importe fue costeado con las cuantías que no se utilizaron en el presupuesto original por los cambios introducidos en el proyecto, pero restan unos 30.000 euros "que este gobierno local no puede asumir porque no se ajustan a la legalidad".

Cabe recordar que la portavoz de Coalición Canaria (CC), Ana Marrero, anunció que la empresa constructora reclama al Ayuntamiento de Arafo por la vía de lo contencioso-administrativo el pago de unos 30.000 euros comprometidos por dicho trabajo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...