El actor Leo Bassi traerá su polémica «Revelación» al festival Manicómicos

La tercera edición del encuentro de teatro cómico, que se celebrará la primera quincena de julio, contará también con la presencia del maestro francés del «clown» Pierre Byland.

El bufón italiano Leo Bassi proclamará su polémica Revelación en la tercera edición del Festival internacional de teatro cómico Manicómicos, que se celebrará en A Coruña en la primera quincena de julio.

El actor impartirá además uno de los cursos del certamen, en el que también participará el maestro del clown Pierre Byland y el teatro de máscaras de los prestigioso alemanes Familie Flöz.

Bassi y Byland se unen así a la lista de primeros nombres de la dramaturgia cómica, tales como Carlo Colombaioni y Joseph Collard, que ha acercado a A Coruña la Asociación Cultural Manicómicos.

Palexco será el escenario en el que Leo Bassi representará el próximo julio su espectáculo La revelación, un homenaje al laicismo que ha sido tildado de «blasfemo» por diversos colectivos que han puesto al italiano en muchas listas negras.

Vestido de papa, de telepredicador sudamericano o de fundamentalista yanqui, Bassi denuncia la proliferación de sectas, fundamentalismos religiosos y oscurantismos en una era avanzada científica y técnicamente.

Desde que se estrenó en el Teatro Alfil de Madrid el 17 de enero de este año, el comediante ha tenido que poner cuatro denuncias por amenazas, algunas de ellas de muerte, y un hombre de unos cincuenta años colocó un artefacto explosivo de factura casera con pólvora y gasolina a las puertas del auditorio. Finalmente la bomba no causó daños.

«Probablemente si hiciera este espectáculo en los Estados Unidos me matarían, y no como los cutres que lo intentaron aquí, que eran como Mordadelo y Filemón», explicó entonces Leo Bassi, que subrayó que si la bomba hubiera explotado «habría quemado todo el teatro, en el que había trescientas personas».

Por otra parte, el Centro Jurídico Tomás Moro presentó una querella contra el actor y el teatro por «ofender sus sentimientos religiosos» y solicitaron la suspensión de la obra.

También la Junta de Castilla La Mancha castigó a un festival de teatro de Toledo por programar la obra de Bassi y retiró su financiación al certamen.

A pesar de haber girado con La revelación por toda Europa, sólo en España e Italia ha tenido este tipo de problemas, que, sin embargo, acaban siempre revirtiendo en un éxito de taquilla más que asegurado.

Creador de un estilo muy personal de comedia provocadora, el italiano es esencia del espíritu libertario, irreverente y cosmopolita del circo.

No en vano es descendiente de una larga estirpe de comediantes excéntricos y payasos circenses venidos de Italia, Francia, Inglaterra, Austria y Polonia. Durante 150 años la familia ha actuado sin interrupción alguna.

La palabra que mejor le define, según Bassi, es bufón: «una persona que no tiene ningún miedo a perder su dignidad, haciendo cualquier cosa para hacer reír, y que llega a una libertad de expresión y una independencia porque no entra en la sociedad de las apariencias y del estatus burgués».

En los últimos años, sus espectáculos han tocado habitualmente temas de actualidad política y social, creando, por ejemplo, el Bassibus, una excursión en autobús para visitar, in situ, los escándalos políticos y económicos más escabrosos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...