El 80% del dinero en fondos religiosos proviene de la Iglesia

En España hay cuatro productos de inversión que siguen los principios católicos

En España hay sólo cuatro fondos gestionados según los criterios de la doctrina social de la Iglesia católica y su patrimonio alcanza los 117 millones de euros (más del 80% de este dinero proviene de las propias órdenes religiosas españolas). Se trata de una cifra minúscula dentro del conjunto de la inversión colectiva (apenas el 0,05% del total).

El pionero dentro de este grupo es el Compromiso Fondo Ético, lanzado hace dos años por Fortis e Ibergestión 2000. Aunque su tamaño es relativamente pequeño (su patrimonio apenas supera los 11 millones de euros), el fondo ha sido un actor fundamental en la lucha por implementar criterios éticos para el otorgamiento de préstamos por parte de la gran banca española y que permiten, por ejemplo, que no se financie a empresas que producen armamento.

Los otros tres fondos están gestionados por Santander. El mayor de todos, el Inveractivo Confianza, invierte en fondos de todo el mundo y está destinado, principalmente, a las órdenes religiosas españolas. Su patrimonio es de unos 75 millones de euros.

Principios morales y éticos 

Santander cuenta también con un fondo de renta fija y otro de bolsa que están gestionados a partir de los principios morales y éticos de la Iglesia. Se trata del Santander Responsabilidad Conservador y el Santander Responsabilidad Bolsa.

Los fondos católicos gestionados por Santander comparten un ideario similar. En todos se prohíbe la inversión en empresas que fabriquen armas, tabaco y licores o que practiquen abortos. Además promueven activamente la defensa de los derechos humanos y laborales, la protección del medio ambiente y la responsabilidad social de las empresas.

Salvo en la lucha contra el aborto y la manipulación genética, estos fondos comparten los criterios de los productos de inversión socialmente responsable que también proliferan en el mercado.

Existen otros fondos que donan todas o parte de las comisiones que cobran a organizaciones o fundaciones de carácter religioso. El BNP Paribas Fondo Solidaridad, que invierte con criterios éticos y socialmente responsables, dona sus comisiones a Cáritas. Por su parte, el Fondespaña Catedrales ayuda al mantenimiento de catedrales por toda España.

Musulmanes

La inversión con tintes religiosos podría aumentar con el lanzamiento de productos islámicos. En España hay cerca de un millón y medio de musulmanes, pero la creación de productos específicos es un proceso complejo.

BanCorreos anunció hace un año el lanzamiento de la primera cuenta corriente islámica, pero el producto, según fuentes de la compañía, tardará todavía en ver la luz.

"Ha habido problemas, pero ya estamos en camino de lanzar los primeros productos y cada vez más entidades se irán sumando", afirma Isabel Romero, directora del Instituto Halal de la Junta Islámica de Córdoba.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...