Einstein sostuvo que la religión es una «superstición infantil»

Albert Einstein es una figura de referencia a la hora de conciliar religión y ciencia. O al menos lo ha sido hasta la fecha porque, tal y como desvela El Periódico, se ha descubierto una carta en la que el histórico científico asegura que la religión es la “superstación más infantil” que conoce.

Unas declaraciones que contrastan con las realizadas por Einsten en otras ocasiones, como aquella vez en la que dijo que “la ciencia sin religión está coja, la religión sin ciencia está ciega”.

La polémica carta de Einstein está dirigida al filósofo judío Eric Gutkind y fechada en enero de 1954. Dicha carta será subastada mañana en Londres, y en ella Einsten sostiene que “la palabra Dios” es la “expresión y el producto de las debilidades humanas”, añadiendo que la religión es “la encarnación de las supersticiones más infantiles”.


La Biblia, “una colección de leyendas”
Gutkind recibió esta misiva después de que Einstein recibiera del filósfo su libro Elegir la vida. La llamada bíblica a la revuelta. En dicha carta Einstein insiste en que la Biblia es “una colección de leyendas honorables pero primitivas que resultan bastante pueriles”.

Reflexiones sobre el pueblo judío
Einstein también reflexiona en su carta sobre el pueblo judío, al que pertenecía. “El pueblo judío (…) no tiene para mí ninguna cualidad que lo distinga de todos los demás pueblos. A juzgar por mi experiencia, no son mejores que otros grupos humanos (…). No veo nada elegido en ellos”.

Frases contradictorias
Todas estas frases resultan chocantes, sobre todo teniendo en cuenta algunas de las frases más famosas de Einsten que, a menudo, ha sido esgrimido por los defensores de diferentes religiones como modelo de científico ligado a un credo. Entre estas frases está la famosa “la ciencia sin religión está coja, la religión sin ciencia está ciega”. Pero el científico también llegó a acusar de “falta de humildad” a quienes niegan la existencia de Dios. Una serie de afirmaciones que resultan chocantes si tenemos en cuenta la carta que envió a Eric Gutkind.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...