EEUU condena el «genocidio» religioso de EI y acciones de Irán y Arabia Saudí

El Ejecutivo de Donald Trump coincidió hoy con la anterior Administración estadounidense en calificar de «genocidio» los crímenes cometidos por el Estado Islámico (EI) contra grupos religiosos, y criticó las acciones gubernamentales contra ciertas minorías en Irán, Arabia Saudí, China y Pakistán.

«El Estado Islámico es claramente responsable de genocidio contra yazidíes, cristianos y musulmanes chiíes en áreas que están o estuvieron bajo su control», dijo el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, al presentar el informe anual del Departamento de Estado sobre la libertad religiosa en el mundo, relativo a 2016.

«Nadie debería vivir con miedo, practicar su religión en secreto o afrontar discriminación debido a sus creencias», añadió Tillerson.

En marzo de 2016, el entonces secretario de Estado, John Kerry, calificó por primera vez de «genocidio» las atrocidades cometidas por el EI contra yazidíes, cristianos y musulmanes chiíes en Irak y Siria, con el fin de contribuir a una eventual investigación internacional sobre esos crímenes.

Tillerson empleó hoy el mismo término, al considerar que los actos del grupo terrorista son «acciones específicas» con una «intención» concreta contra «grupos específicos», lo que «claramente» convierte sus crímenes en genocidas.

«El EI también es responsable de crímenes contra la humanidad y limpieza étnica contra los mismos grupos, y en algunos casos contra musulmanes suníes, kurdos y otras minorías. La protección de estos grupos -y otros atacados por el extremismo violento- es una prioridad de la Administración de Trump», afirmó Tillerson.

En su discurso de presentación, el jefe de la diplomacia estadounidense criticó específicamente a varios países por su falta de respeto a la libertad religiosa: Irán, Arabia Saudí, Turquía, Baréin, China, Pakistán y Sudán.

«Urgimos a Arabia Saudí a garantizar un grado más amplio de libertad religiosa para todos sus ciudadanos», indicó Tillerson, que se mostró «preocupado» por los «ataques contra chiíes» en el país suní.

También criticó al Gobierno iraní por procesar y ejecutar a minorías religiosas, así como a Turquía por no proteger adecuadamente a los musulmanes no suníes, y llamó a Baréin a «dejar de discriminar a los chiíes».

«En China, el Gobierno detiene y tortura a miles de personas por practicar sus creencias religiosas», denunció Tillerson.

China protesta ante nuevo informe de EEUU sobre libertad religiosa

El Gobierno de China anunció hoy que ha presentado una protesta oficial por el nuevo informe sobre la situación de la libertad religiosa en el mundo elaborado por el Departamento de Estado de Estados Unidos, que critica al régimen chino por la represión de diversos credos.

«China ha presentado una protesta oficial a EEUU, que tampoco es un país perfecto», señaló hoy en rueda de prensa la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Hua Chunying.

«Pedimos a EEUU respeto, que maneje sus propios asuntos y deje de utilizar las religiones para interferir en los temas internos de otro país», añadió la portavoz de la diplomacia china.

Hua también subrayó que el Gobierno de China «respeta y protege totalmente la libertad de religión» y aseguró que el informe «ignora los hechos» y que «realiza afirmaciones sin fundamento».

Al presentar el informe, el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, afirmó que «en China el Gobierno tortura, detiene y encarcela a miles de personas por practicar sus creencias religiosas».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...