EEUU, cada vez menos religioso

Prácticamente todas las iglesias cristianas han perdido fieles Los judíos han bajado del 1,8% de la población, al 1,2%

Una de las características de la sociedad norteamericana que más choca a los europeos es la presencia de la religión en la vida pública, especialmente en la política. Sin embargo, de acuerdo con un estudio publicado este lunes, EEUU se están conviertiendo en un país menos religioso, o al menos, donde sus iglesias tradicionales van a tener menor influencia.
 
El macroestudio es considerado como el más completo sobre hábitos y creencias religiosas, pues en el censo oficial no existen preguntas sobre religión. En la encuesta participaron 54.000 personas, y los cambios que en ella se registran son mayores de lo esperado.
 
En comparación con los resultados de este mismo estudio realizado en 1990, el porcentaje de ciudadanos que se declara cristiano, sea cual sea su denominación, se ha reducido un 11%, situándose en el 76%. A pesar de que el país tiene hoy 50 millones de habitantes más, prácticamente todas las iglesias cristianas han perdido fieles.
 
En cambio, el número de personas que no se consideran inscritas en ninguna iglesia, se ha doblado, y ya suman el 15% de la población. Así pues, son el tercer grupo más numeroso después de los baptistas y los cristianos.
 
"Más que nunca antes, la gente simplemente está construyendo su propia historia sobre quién es … Dicen yo creo en mí mismo", declara Barry Koshim, uno de los autores del estudio. Así pues, concluye que la amenaza a las iglesias cristianas no lo constituyen otras religiones, sino el rechazo de cualquier religión institucionalizada, y su substitución por un espiritualismo individualista.
 
Casi tres millones de personas se declaran pertenecientes a decenas de nuevos movimientos religiosos, algunos declaran el nombre de estos -como los Wiccan-, mientras otros simplmente marcan la casilla "espiritualistas".

La iglesia con más fieles en los EEUU continúa siendo la católica, con un cuarto exacto de la población, lo que supone un retroceso mínimo respecto al 26% que representaba en 1990. No obstante, la cifra no deja menor a los esperado ya que la mayoría de las decenas de millones de inmigrantes llegados al país provienen de Latinoamérica, y muchos de ellos son católicos. Según los autores del estudio, esto se explica por la pérdida de fieles producto de los escándalos por abusos sexuales cometidos por sacerdotes que han salido a la luz durante los últimos años.
 
La segunda iglesia más populosa es la baptista, seguida por un 15% de la población, si bien es una de las denominaciones que ha experimentado una mayor caída (4 puntos). En cambio, los protestantes evángelicos "renacidos" (o "born again"), se mantienen con poco más del 14% de la ciudadanía, mientras algunos grupúsculos fundamentalistas protestantes tienden al alza.
En cuanto a las minorías, destaca que los judíos han bajado del 1,8% de la población, al 1,2%, mientras que los musulmanes se han doblado -eran el 0,3%, y ahora son el 0,6%. No obstante, los expertos consideran que ambos grupos están infrarrepresentados.
 

Otra de las conclusiones del estudio es que todas las regiones del país se han vuelto más diversas desde el punto de vista religioso, probablemente debido a los procesos de migración interna. "La religión en los EEUU es plural, y probablemente aún lo será más. Es curioso porque tendemos a pensar en la religión como algo estable … pero hay muchos más cambios de los previstos", afirma John Green, profesor especializado en el estudio de las religiones de la Univerdidad de Akron (Ohio).

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...