Educación se plantea impartir Religión islámica en los institutos de Ceuta y Melilla el próximo curso

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte estudiará con la Comisión Islámica de España (CIE) la implantación a partir del próximo curso de la clase de religión islámica en la ESO y Bachillerato en los centros educativos de Ceuta y Melilla.

Concretamente, el Ministerio se ha comprometido a estudiar las medidas necesarias para el desarrollo y aplicación de los acuerdos con esta confesión religiosa en el ámbito de su competencia (Ceuta y Melilla) en la educación Secundaria, lo que implica que los estudiantes musulmanes de ESO y Bachillerato que viven en estas ciudades puedan recibir clases de Religión islámica.

El presidente de la Comisión Islámica de España (CIE), Riay Tatary, confía en que la clase de Religión se convierta en una realidad en la educación Secundaria a partir del próximo curso 2016-2017, según explica en declaraciones a Europa Press. Si bien reconoce que su implantación deberá ser de forma «paulatina», insiste en la necesidad de que comience a ofertarse porque en Ceuta y Melilla «las aulas son en su mayoría musulmanas».

«Creo que es muy necesario impartir la enseñanza por lo menos el curso que viene. Hay un compromiso y yo creo que ha sido en aras de la normalización de la convivencia y la vida de los musulmanes», ha subrayado Tatary, que esta semana se reunió con responsables del Ministerio de Educación para abordar este y otros asuntos. Ambas partes han acordado volver a encontrarse en octubre –dos veces al año– para el seguimiento de la enseñanza religiosa islámica.

Según los Acuerdos de Cooperación firmados en 1992 entre la CIE y el Estado español, el Gobierno debe «garantizar a los alumnos musulmanes, a sus padres y a los órganos escolares que lo soliciten, el ejercicio del derecho de los primeros a recibir enseñanza religiosa islámica en los centros docentes públicos y privados concertados, siempre que, en cuanto a estos últimos, el ejercicio de aquel derecho no entre en contradicción con el carácter propio del centro, en los niveles de educación infantil, educación primaria y educación secundaria».

Sin embargo, actualmente solo se atiende una demanda básicaen la etapa de Educación Primaria en Andalucía (19 profesores), Ceuta (13 profesores), Melilla (10 profesores), Aragón (3 profesores), Euskadi (2 profesores) y Canarias (1 profesor), sin aumento ni contratación para Secundaria, quedando el 95% del alumnado musulmán sin clases de religión y un 60% del profesorado de religión islámica en desempleo, según datos del Observatorio Andalusí y la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE).

Más de 280.000 estudiantes musulmanes

Según el convenio económico, la administración educativa debería contratar profesorado de religión en aquellos colegios o institutos con diez o más peticiones de enseñanza religiosa islámica, y de los datos de densidad del alumnado por centros públicos de Primaria y Secundaria, se desprende que hay comunidades donde existe demanda pero no se ofrece la asignatura.

En este sentido, la UCIDE calcula que podría haber demanda de alumnado y por tanto contratación de profesorado en Baleares (7.660 alumnos), Cataluña (80.743),La Rioja (3.276), Madrid (37.150), Murcia (16.406), Comunidad Valenciana(29.781) y Toledo (4.424), pero señalan que sus administraciones «guardan silencio o directamente no ofertan la enseñanza».

En total, en las etapas no universitarias, hay 281.725 estudiantes musulmanes, a 31 de diciembre de 2015. Las comunidades autónomas con más presencia de estos alumnos son Cataluña (80.743), seguida de Andalucía (44.636), Madrid (37.150) yComunidad Valenciana (29.781). En Ceuta son 5.545 estudiantes musulmanes y en Melilla, 6.989.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...