Educación rechaza obligar leer Biblia en las escuelas

El ministro de Educación y vicepresidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, externó a la Asamblea Legislativa “que no es necesaria” una ley que obligue la lectura de la Biblia en las escuelas, al considerar que iría en contra de la Constitución de la República. Ésta reconoce a El Salvador como un Estado laico, con libertad de religión.

Con fecha 4 de junio de 2010, el ministro Sánchez Cerén respondió a una consulta de la Comisión de Educación de la Asamblea, que estudia una propuesta de ley del PCN para obligar la lectura de pasajes bíblicos y crear en los estudiantes valores espirituales que ayuden a reducir los índices de delincuencia.

En su carta, el ministro cita la Constitución, que en su artículo 25 establece que en el país se “garantiza el libre ejercicio de las religiones” y en el artículo 26 indica que El Salvador es un Estado laico que le da libertad a los ciudadanos de profesar cualquier tipo de religión.

“No podemos imponer la lectura obligatoria de la Biblia en nuestros centros educativos oficiales, pues estaríamos contrariando nuestra Carta Magna”, reza la respuesta del ministro, leída ayer en la Comisión de Educación.

Según Sánchez, el Ministerio de Educación ya desarrolla programas para inculcar valores en los jóvenes, para prevenir la violencia.

Los diputados desarrollan diferentes consultas antes de decidir si avalan la propuesta, presentada por el diputado Antonio Almendáriz, líder evangélico. El legislador explicó que únicamente se trata de lectura, sin entrar a interpretaciones. La propuesta es dar libertad a los padres de decidir si quieren que sus hijos participen de la lectura.

Alternativa

Sin embargo el ministro de Educación cree que es mejor no aprobar la nueva medida. “Esta cartera de Estado se ha adelantado, ya que en los programas de estudios actuales se contemplan cuadros de contenido sobre las temáticas de prevención del riesgo o violencia”, agrega la carta enviada por Sánchez Cerén.  “Tomando en cuenta lo anteriormente expuesto, no se considera necesario emitir una ley que obligue la lectura de la Biblia en los centros educativos oficiales”, concluye.

Sin acuerdo legislativo

En la Asamblea, no hay acuerdo. Diputados del FMLN y PDC respaldaron la propuesta de Educación, Mauricio Rodríguez del PDC, maestro de profesión, dijo que vivimos en un país laico y que hay que respetar los diferentes credos. Aseguró que a una escuela pueden asistir niños de religión musulmana, budistas, judíos y de otras religiones no cristianas, que debe respetárseles su fe.

La diputada efemelenista, Margarita Velado, también opinó que debe respetarse la libertad de culto.

Mario Tenorio, de GANA, sin embargo, afirmó que continuarán impulsando la reforma, al considerar necesario inculcar valores en los estudiantes.

ARENA pidió más información al Ministerio de Educación, antes de tomar posición sobre cómo votar.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...