Educación ordena la retirada de crucifijos en un colegio de Baeza

Educación retira los símbolos cristianos de las aulas del colegio San Juan de la Cruz de Baeza. La medida responde a la denuncia de unos padres, opuestos a que sus hijos fueran a clases donde había crucifijos. La Iglesia, algunos profesores y progenitores se oponen a esta iniciativa.

Las denuncias de padres de alumnos del colegio San Juan de la Cruz de Baeza sobre la presencia de símbolos cristianos en las aulas que, finalmente, han sido retirados, chocan con la postura de la Iglesia Católica y algunos progenitores. Y es que unos padres denunciaron ante el Defensor del Pueblo que crucifijos se exhibían en las clases del centro baezano. Esta entidad puso los hechos en conocimiento de la Junta y le instó a retirar estos objetos.

Por ello, la Delegación de Educación se puso en contacto con el director, Florentino Fernández, con vistas a que se tomaran medidas para frenar esta situación, como confirma el educador. Los profesores recibieron una circular, a la que ha tenido acceso este periódico, fechada el pasado 12 de mayo, que recoge una serie de instrucciones, emitidas por “indicación de la Inspección Educativa”. La tercera orden, de las cuatro que incluye la nota interna, reza: “Los maestros y maestras del centro deberán retirar de las aulas ordinarias los crucifijos y demás imágenes de simbología confesional, quedando dicho símbolos circunscritos al aula de Religión, mientras esta exista, y debiendo retirarlos una vez concluida la clase si la actividad tuviera lugar en un aula distinta a la asignada para este fin”.
La Delegación de Educación deja en manos de la dirección del colegio el cumplimiento de esta medida y se advierte que, en caso de incumplimiento, se incoará un expediente disciplinario. No obstante, como se explica en el comunicado, los docentes tienen la posibilidad de interponer un recurso contra esta iniciativa. Esto no exime de cumplir con la obligación de retirar los símbolos religiosos. Estos terminaron de retirarse ayer, como confirma el director, que juzga que no se trata de “algo raro” y defiende que con esta acción se responde a la demanda de unos padres de alumnos escolarizados. Aunque la asociación de padres del “San Juan de la Cruz” está de acuerdo con la medida, ya que juzgan: “es lo que la ley dice”, otros progenitores, junto a profesores, han trasladado a la Iglesia su indignación ante la postura de la Junta, como explica el Obispado jiennense. El delegado diocesano de Enseñanza, Antonio Aranda, asevera que la orden de la Junta no se fundamenta en ley alguna. Al contrario, puntualiza que los acuerdos entre la Santa Sede y el Estado español se encaminan “en una dirección totalmente opuesta”. No en vano, la lectura que hace Aranda Calvo de los convenios suscritos con el Vaticano es que garantizan el respeto al sentir cristiano de los alumnos y, por tanto, la presencia de los símbolos de esta fe. El religioso considera que con acciones como la emprendida en Baeza, se abre la puerta a la “prohibición total de los símbolos religiosos en las escuelas españolas, como sucede en Francia”. Por ello, se pregunta: “Si denuncian que la Catedral de Baeza molesta, ¿también la retiran?”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...