Educación investigará por qué se vetó el velo en el IES de Almassora

Voces de todos los sectores critican una medida «al menos discutible» El inspector de zona de la Plana Alta recabará la información para solucionar el caso antes del comienzo del curso

La Conselleria de Educación ha decidido abrir una investigación en torno a la prohibición del uso del yihab en el IES Vila-roja de Almassora. La modificación del código interno del centro -adelantada ayer por Levante-EMV- levantó cierta polvareda entre los agentes educativos, que "no entienden la premura de una decisión adoptada cuando no hay alumnas musulmanas inscritas en el instituto".
Fuentes de la conselleria confirmaron que el inspector de zona de la comarca de la Plana Alta será el encargado de recabar la información relacionada con el suceso, "no habrá una valoración oficial hasta conocer lo sucedido de primera mano". Las intenciones de Educación pasan por solucionar la problemática acaecida en Almassora antes del comienzo del próximo curso, "la última potestad es de la Administración".
La modificación aprobada en el municipio castellonense trae hasta la Comunitat una polémica que ya han visitado territorios como Madrid y Cataluña. Las reacciones no se hicieron esperar.

No discriminación
José Joaquín Pérez, miembro de la Asociación de Inspectores de Educación de la Comunitat, explicó que "en el decreto que rige la convivencia en los centros se defiende la no discriminación por religión, creencia o raza. La verdad es que se trata de una decisión más que discutible".
Pérez no ocultó su sorpresa por lo sucedido, "tenemos constancia de muchas alumnas que utilizan el velo en los institutos de la Comunitat y nunca ha pasado nada".
Más dura fue la lectura realizada desde los sindicatos. Miguel Ángel Vera, secretario general de la federación de Enseñanza de Comisiones Obreras (CC OO) en la Comunitat Valenciana apuntó que "el consejo rector del centro no es el organismo adecuado para regular la idoneidad de una indumentaria que tiene que ver con motivos religiosos y culturales. Sí deben velar por el decoro, pero en este caso se han equivocado".
Vera reconoció que "entendería la posición del IES si se tratara de un burka, que atenta contra la dignidad de las mujeres. Portar el velo no es lo mismo".
El portavoz sindical tildó el decreto de "normativa inútil, que se ha convertido en más que un aviso. Lo que han hecho ha sido copiar el texto de un centro de Madrid. Lo normal sería actuar ante una situación concreta y ellos no tienen ninguna alumna musulmana. Creo que se han pasado dos pueblos".
Por su parte, Vicent Mauri -miembro del sindicato de enseñanza STEP- apostilló que "aunque no conozco el tema de Almassora al cien por cien, nosotros siempre hemos defendido que la asignatura de religión no debería formar parte del currículum y los símbolos de todas la religiones se deberían quedar en la puerta de todos los institutos".
Vicent Baggetto, director del instituto de enseñanza secundaria (IES) Joan Fuster de Sueca y presidente de la Asociación de Directores de IES de la Comunitat, fue otro de los agentes consultados. El portavoz de los rectores apuntó que "se trata de un tema complejo. En teoría cada centro es soberano respecto a su régimen interno. Aunque hablo desde el desconocimiento del debate del claustro, creo que se han precipitado un poco". Baggeto expresó que "lo que ocurre es que las administraciones no han actuado de forma unívoca. Sería más serio que hubiera una consigna a seguir". A título personal, añadió que "yo optaría por la eliminación de todos los símbolos religiosos en la enseñanza pública".
Sin duda alguna, la comunidad islámica de la Comunitat es uno de los grupos más afectados por una iniciativa que puede buscar "sentar un precedente".

Anticonstitucional y aberrante
Amparo Sánchez, presidenta del Centro Cultural Islámico de Valencia (CCIV), calificó la situación de "anticonstitucional y aberrante". Sánchez, que recibió el premio Importante del diario Levante-EMV en julio de 2008 con motivo del acceso al cargo, comentó que "todo apunta a que quieren hacer un aviso a navegantes. Buscan defender su instituto como un coto y no quieren que las alumnas musulmanas se inscriban en el centro. ¿Dónde hemos dejado el sentido común y la coherencia?".
Sánchez defendió que "actos como la modificación de este código interno tiran por tierra años de trabajo en favor de la cohesión social y la integración; en vez de fomentar la tolerancia y la integración apuestan por el odio y la crispación".
El IES Vila-roja ha abierto la caja de Pandora con la modificación de la normativa. Ahora es el turno de la Generalitat, que debe definir el rumbo a seguir.

Los partidos locales respetan la decisión
La decisión del claustro del IES Vila-roja provocó reacciones diversas en el municipio. Todos los consultados mostraron su sorpresa, ante la ausencia de alumnas musulmanas inscritas. Fuentes del Ayuntamiento mostraron su respeto por "la decisión adoptada por el centro en el marco de su autonomía".
Por su parte, el portavoz del PSPV en Almassora, Santiago Agustí, defendió "el respeto a la autonomía del centro", aunque se mostró contrario a la prohibición. Expresó que "si no se ha dado ningún caso estamos ante una medida excesivamente preventiva que puede crear un problema donde no lo hay". Para Xavier Trenco, director del otro instituto de la localidad, el IES Álvaro Falomir, "es mucho más necesario corregir la indisciplina de determinados alumnos, la elevada tasa de fracaso escolar y el absentismo". Aseguró que no seguirá el ejemplo del Vila-roja, dado que los profesores no han detectado ningún problema con la comunidad inmigrante. A su vez, desmintió que la decisión afecte en modo alguno a la futura distribución de alumnas musulmanas entre ambos centros, "es un hecho puntual. No es habitual el uso del pañuelo dentro del recinto y nunca hemos tenido conflictos". s.fructuoso almassora del IES "en el marco de su autonomía"

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...