Educación cede en las horas de Religión en la ESO

El Gobierno acuerda el borrador del decreto sobre la asignatura con el episcopado

El Ministerio de Educación y Ciencia ha dado marcha atrás en su proyecto inicial de reducir en un tercio las horas de Religión en los cuatro cursos de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO, de 12 a 16 años). Según el acuerdo al que llegó ayer con los representantes de la Conferencia Episcopal Española (CEE), el borrador de decreto de enseñanzas mínimas exigirá un mínimo de 175 horas de esta asignatura, 35 más que las 140 propuestas inicialmente. Para primaria, se mantienen las 315 horas, hora y media a la semana.
El secretario general de Educación, Alejandro Tiana, valoró esta cesión en las negociaciones, cerradas ayer, como un "gesto de buena voluntad" ante las peticiones tanto de la jerarquía católica como de los profesores de Religión, que así "cuadrarían" dos horas a la semana en uno de los tres primeros cursos (los centros decidirán si imparten la materia en primero, segundo o tercero) y una hora en cuarto. Los profesores, además, serán contratados indefinidamente.

DESPIDO DE DOCENTES
Según el acuerdo, los obispos mantendrán el poder de despedir a los profesores de Religión o retirarles la acreditación para impartir la materia (venia docendi), aunque deberán reflejar los motivos del cese "conforme a derecho" y no sin explicaciones, como ocurre actualmente.
Los profesores de Religión (casi todos de catolicismo, apenas hay un centenar de otras confesiones) son contratados y pagados por el Estado. En la última década, una cincuentena de docentes de Religión católica han sido despedidos por causas como casarse por lo civil, divorciarse, salir de copas o participar en una huelga legal, pero finalmente han obtenido el amparo de la justicia tras llevar su causa a juicio.
Educación exigirá a estos docentes los mismos requisitos que a los demás (tener el título de Magisterio para ejercer en primaria o cualquier licenciatura para la ESO). Además, deberán contar con la declaración de idoneidad o certificación equivalente de la confesión religiosa.
Tiana consideró que se ha hecho una regulación justa de las condiciones laborales de estos docentes, ya que se han tenido en cuenta las dos fuentes del derecho, el laboral, que regula el Estatuto de los Trabajadores, y la situación que deriva de los acuerdos entre el Estado y la Santa Sede. "Son nombrados porque los obispos les proponen. Se ha mantenido que es necesaria la venia. Los docentes querrían que no lo fuera, pero hay que tener en cuenta que la venia también se les da para empezar su trabajo", observó Tiana.

ALTERNATIVAS
El Gobierno ha mantenido que la asignatura de Religión no será computable para obtener una beca o acceder a la universidad. No obstante, ha fijado una serie de alternativas, como pedían los obispos. En primaria, los que no cursen Religión recibirán la "debida atención educativa", que correrá a cargo de cada centro. Hasta ahora ha sido un tiempo de estudio tutelado por los profesores.
Además de esta alternativa, los alumnos de ESO dispondrán de otra de Historia y cultura de las religiones, cuyo primer borrador es muy similar al que el PP propuso como obligatoria. Fuentes del ministerio precisaron que el currículo de esta materia "no confesional" no ha sido definitivamente elaborado.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...