Educación avala el castigo a la niña del velo pero traslada al colegio la sanción

«El director del centro es el que tiene las competencias», esgrime la consellería

La Consellería de Educación nombrará un instructor del expediente a la niña de 11 años que asiste con un pañuelo en la cabeza al Colexio Novo de Arteixo, por incumplimiento del reglamento interno del centro. En un comunicado emitido ayer, Educación asegura que respalda la medida adoptada el día anterior por el consejo escolar, pero niega que vaya a ser la Administración autonómica la que le imponga la sanción, ya que "el director del CEIP es quien tiene las competencias de aplicarla". La consellería notificará la decisión a los representantes legales de la alumna y a lo sumo "de ser el caso, propondrá la imposición de una medida correctora".

Del comunicado se desprende que fue el director del centro, José Luis Fernández Pardo, el que instó al consejo escolar a solicitar la apertura de un expediente disciplinario, después de recibir una carta de Educación en la que se le instaba a hacer cumplir el reglamento del colegio. La inexistencia de ese expediente fue el argumento de la consellería de Jesús Vázquez para no proceder al traslado de centro de la niña, tal y como le había solicitado el consejo escolar dos semanas antes. Educación también asegura que será la consellería quien designe un instructor, a pesar de que anteayer los representantes de la comunidad escolar habían informado que ya habían elegido a una profesora que no le da clases a la alumna afectada.

Educación afirma que las declaraciones del portavoz municipal en el consejo escolar, Xosé Márquez (de Terra Galega) son totalmente incorrectas, "ya que no constan ni en el acta del consejo ni en ninguno de los votos particulares". Márquez había señalado, entre otras cosas, que el origen del conflicto estaba en que la Xunta no tenía un único reglamento para todos los centros. Educación lamenta "que se continúe haciendo política alrededor de este asunto" y atribuye la polémica, "a eventuales discrepancias derivadas de la coalición gobernante en el ayuntamiento que interfieren en el clima de convivencia escolar".

Curiosamente, el reglamento del Colexio Novo, aunque recoge la prohibición de llevar prendas en la cabeza, no especifica como falta su incumplimiento. Las faltas leves que contempla, además de causar daños en el mobiliario, ausencia a clase o no hacer las tareas encomendadas por los profesores, son por "actos que perturben e interrumpan el normal desarrollo de las clases" o por "actos de incorrección o desconsideración con cualquier miembro de la comunidad educativa".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...