Ecuador: Monumento con una Virgen de la Caridad de 21 metros sobre unas instalaciones acondicionadas por la alcaldía de Mira

El alto grado de fe y devoción hacia la Virgen de la Caridad, también conocida como La Chamizudita, se evidencia cada febrero, mes de su fiesta que se celebra en el cantón Mira, situado en el límite de las provincias de Carchi e Imbabura.

Allí, el sábado anterior centenares de feligreses participaron en la movilización de esta imagen de 21 metros de altura, desde la calle Medardo Ulloa hasta el mirador del sector de San Luis, ubicado en la parte alta de la ciudad de Mira.

El monumento es de autoría del artista mireño Daniel Reyes, quien hizo la imagen a pocos metros de su vivienda, por la calle Medardo Ulloa, y desde allí se la movilizó en una plataforma hasta el sector donde fue instalada el sábado anterior.

Una guitarreada con músicos locales acompañó el traslado de la patrona religiosa del pueblo mireño y carchense, que el próximo 2 de febrero se aprestará a celebrar su aniversario 322.

El escultor, a través de la autogestión, hizo realidad la construcción de esta efigie que fue incrustada sobre la cúpula de una edificación, en la que funcionará un espacio de promoción turística y mirador.

La Virgen de la Caridad es uno de los cultos y nombres que recibe la Virgen María en esta parte del país.

La celebración de febrero convoca a más de 10 000 creyentes del norte del Ecuador y sur de Colombia.

El monumento fue instalado en un espacio de terreno donado hace más de un año por una de las devotas, que lo puso a disposición de este proyecto que nació hace dos años.

La imagen fue diseñada bajo una concepción realista con técnicas de fibra de vidrio y acabados en policromado, revestido de resina de poliuretano, explicó el artista.

Según Daniel Reyes, su obra podría estar entre las esculturas religiosas más grandes que existen en Ecuador.

En Guayaquil, la imagen del Cristo del Consuelo mide 36 metros de alto con estructura y la del Sagrado Corazón de Jesús, 27 metros con la base.

Mientras, en Quito, la Virgen del Panecillo mide 41 metros, igualmente con su base.

El espacio donde el sábado se levantó la estatua de la Virgen de la Caridad fue adecuado en la administración municipal del 2014-2019, y fue liderada por el expresbítero Walter Villegas. Concluyó en la alcaldía actual con la instalación.

La edificación sobre la cual se levanta la Virgen de la Caridad cuenta con sala de artesanías, cafetería, áreas de descanso, parqueadero, espacios verdes, jardineras y un mirador turístico que permite a los viajeros avistar la ciudad y otros lugares de este cantón, conocido también como ‘El Balcón de los Andes’, donde sobrevuela el cóndor andino.

Johnny Garrido, alcalde de Mira, considera que esta propuesta aportará significativamente a promover la fe y a cautivar al turismo nacional e internacional y que hará del mirador un nuevo atractivo.

En el lugar, una vez colocada la figura, el obispo de Tulcán, Fausto Gaibor, ofreció una celebración eucarística y bendición; mientras que el artista y autoridades entregaron esta infraestructura. En el sitio se develó una placa recordatoria y cerró la programación con una serenata a la virgen.

Monseñor Luis Haro dijo en uno de sus escritos que el origen de la escultura original de la Virgen de la Caridad, la que permanece en la iglesia de la ciudad, es de ascendencia española por las características.

En una de sus investigaciones, monseñor señaló que es una de las imágenes más antiguas de la provincia de Carchi, anterior al año 1545.

El escultor y docente Daniel Reyes fue el creativo, además, de una escultura de casi similares dimensiones que rinde tributo al cóndor andino, y que está ubicado en la parroquia Juan Montalvo, del cantón Mira, y sobre la cual posan estas especies que sobrevuelan la zona y es uno de los lugares más frecuentados por turistas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...