Dos mujeres comen con la Cofradía de Llodio por vez primera en cuatro siglos

Una religiosa ha presidido la celebración anual de Sant Roque

La tradicional comida que desde hace 411 años organiza cada último domingo de agosto la Cofradía de Sant Roque de Llodio (Alava) ha contado hoy con una novedad importante: la participación por primera vez de mujeres. La presencia de mujeres en esa comida estaba prohibida desde que 1599 se celebró el primer almuerzo, un veto que hace dos años fue denunciado por un vecino de Llodio ante el Ararteko (Defendor del Pueblo vasco), quien dio la razón al denunciante y pidió a la Cofradía que corrigiese esta situación por ser discriminatoria.

Tras una larga e intensa polémica, hace dos meses la Cofradía aceptó romper esa norma interna y autorizó la incorporación de las féminas, siempre que éstas formen parte de la hermandad. Hasta este mes, tan sólo 14 de los más de 400 cofrades eran mujeres y ninguna de ellas había solicitado incorporarse a la comida anual.

A principios de mes, la Cofradía aceptó el ingreso de cinco nuevos miembros, uno de ellos Estíbaliz Gorostiaga, hija de Pablo Gorostiaga, ex alcalde de la localidad por HB e histórico dirigente de esta formación ilegalizada, condenado por la Audiencia Nacional dentro del sumario 18/98 seguido contra varias organizaciones del entorno de ETA. Estíbaliz Gorostiaga, tras ingresar en la Cofradía, solicitó participar en la comida que se ha celebrado hoy con el tradicional cocido de garbanzos y sopa de pan de pistola, y con lo que ha roto una larga historia de cuatro siglos.

Gorostiaga se ha sentado en el sitio que tradicionalmente ocupaba su padre y que, previsiblemente, volverá a ocupar cuando salga en libertad. Además de Gorostiaga, ha participado en la comida de hoy una monja de La Caridad, sor Marina, que ha sido invitada por el mayordomo de la Cofradía, José Luis Navarro, en reconocimiento a los 38 años que ha estado trabajando en Cáritas en Llodio. Sor Marina ha presidido además el almuerzo.

Como siempre, la comida, en la que han participado 378 cofrades, según Navarro, en los porches de la iglesia de San Pedro de Lanuza, ha comenzado con la bendición de la mesa. Luego, los comensales han disfrutado de la comida y la bebida, como todos los años, sin aparente diferencia con los anteriores.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...