Dos detenidos en Barcelona por sus labores de proselitismo y captación para Estado Islámico

Los dos detenidos son de origen marroquí y vivían en Cornellà de Llobregat.

Habrían participado en el aparato propagandístico del DAESH.

Tres detenidos en Madrid vinculados al Estado Islámico y listos para atentar.

La Guardia Civil ha detenido a dos personas de origen marroquí, pero uno de nacionalidad española, en Cornellà de Llobregat (Barcelona) vinculadas al aparato de reclutamiento y adoctrinamiento de la organización terrorista DAESH.

A través de las redes sociales, los detenidos habrían mantenido contactos con individuos en zonas de conflicto, ofreciéndoles su apoyo y ánimo para continuar con sus actividades.

Asimismo, habrían participado de forma activa y directa en el aparato de propaganda del DAESH, mediante encuentros privados para el visionado conjunto de contenidos propagandísticos de esta organización terrorista, ensalzando a sus miembros y a dicha organización.

Los detenidos serían responsables de la creación de perfiles para visionar archivos de todo tipo (imágenes/vídeos/documentos) producidos por el DAESH, para posteriormente divulgarlos a otros usuarios a través de otras redes sociales o compartirlos directamente con otros individuos en los mencionados encuentros privados.

Las actividades de proselitismo habrían tenido la intención de persuadir a los participantes en dichas reuniones para integrarse en el DAESH y desplazarse a zonas de conflicto. La Guardia Civil está efectuando registros en los domicilios de los detenidos. La operación, dirigida por el Juzgado Central de Instrucción, Número 1, de la Audiencia Nacional y de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, continúa abierta.

Estas detenciones llegan al día siguiente de que la Policía detuviera en Madrid a tres hombres vinculados a Estado Islámico, listos para atentar en Madrid.

Tres detenidos en Madrid vinculados al Estado Islámico y listos para atentar.

La Policía Nacional ha detenido en la madrugada de este martes en Madrid a tres hombres marroquíes de entre 26 y 29 años acusados de formar parte de un grupo vinculado a la organización terrorista yihadista DAESH que ya estaban dispuestos a cometer atentados en España.

El operativo policial se ha desarrollado de forma urgente, dado que los integrantes de la célula, individuos muy imprevisibles en sus reacciones, presentaban indicadores de máximo riesgo, y se había detectado su voluntad plena de pasar a la acción y llevar a cabo actos terroristas.

El grupo estaba perfectamente organizado y jerarquizado, y cada uno de sus componentes tenía designado un papel determinado. El líder de la célula terrorista desempeñaba labores de captación mediante la difusión de los postulados y mandamientos del DAESH, controlaba la evolución de los mismos y desarrollaba métodos de formación de disciplina terrorista. Los otros dos integrantes asumían el papel de actores operativos, es decir, eran los encargados de realizar los actos terroristas.

En el momento de la desarticulación de esta célula terrorista, sus miembros se encontraban plenamente radicalizados y en una fase de total asimilación y compromiso del ideario terrorista, manifestando su plena disposición a cometer un atentado en la ciudad de Madrid. Uno de los detenidos en esta operación antiterrorista tenía establecida su residencia en el barrio chabolista de La Cañada Real Galiana, en la localidad madrileña de Rivas-Vaciamadrid.

Este individuo, según las investigaciones policiales, tenía fácil acceso a un mercado ilícito de todo tipo de armas, hecho que agravaba más la situación. Los ostros dos residían en Vallecas, un barrio al sur de Madrid. El uso de Internet y de las redes sociales como medio de información y comunicación también era una constante en la actividad del grupo y labor principal de los detenidos con el fin de mantenerse informados de los avances y éxitos de la organización terrorista DAESH, además de obtener por este medio el material para sus actividades de radicalización.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha considerado en declaraciones a la SER que el hecho de que no se tratase de reclutar o adoctrinar terroristas sino de preparar atentados en España supone «un salto cualitativo» importante. Ha añadido que a diferencia de otras operaciones que la Policía Nacional y la Guardia Civil han desarrollado contra el yihadismo los arrestados no se dedicaban a captar, adoctrinar, radicalizar y reclutar a personas para que se desplazaran a Siria o a Irak a integrarse en el DAESH y combatir sino que su finalidad era actuar en España, «lo cual es un hecho diferencial sensible».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...