Dos años de la siniestra travesía

Han cerrado centro de enseñanza públicos y han financiado con dinero de todos a centros elitistas religiosos.

El día 20 se cumplían exactamente dos años, que a muchos nos parecen siglos, de la Legislatura del Gobierno de Rajoy. Y, tras pasar la línea divisoria de la mitad de su mandato, se hace obligado hacer, a modo de balance, un resumen de lo acontecido en estos veinticuatro meses. Meses duros, siniestros, crueles, infames, demenciales. En este corto espacio de tiempo el país ha envejecido, se ha entristecido, se ha vuelto inhóspito, miserable y, para muchos, inhabitable. La España cañí, antidemocrática, cruel e insaciable ha resucitado y se ha mostrado, en toda su crudeza, de manera feroz e implacable.

Ponernos a narrar, punto por punto, las barbaridades a las que se nos ha sometido, y lo que te rondaré, morena, sería trabajo arduo que nos llevaría semanas de oratoria y, a tamaño folio, una tesis doctoral, y no ha lugar. Pero a mí se me hace necesario sintetizar los principales atropellos, que ellos llaman medidas, de su sinrazón, que ellos llaman gestión. En primer lugar, porque es importante constatar que los que supuestamente se alzaron con el poder de manera democrática (como lo hizo Hitler con el nazismo en Alemania) han actuado, sistemáticamente y con alevosía, defendiendo intereses corporativos, empresariales, financieros y propios, y siempre en contra de la sociedad, de la gente; y, en segundo lugar, porque interesa tener las ideas claras y no dejarse confundir ante tanta basura política e informativa que nos bombardea diariamente. La claridad mental se hace necesaria en tiempos de tempestad. Y estamos inmersos en una gran tempestad. La más grande tempestad en España después del franquismo.

No hace falta ni recordar las mentiras con que el Partido Popular manipuló la confusa conciencia ciudadana en su campaña electoral. En palabras del actual presidente y todos sus adláteres, el PP crearía empleo en pocos meses y acabaría con la crisis en un plis-plas. ¿La realidad? Veamos:

-Casi seis millones de parados, sin contar con los muchos miles de españoles e inmigrantes que han abandonado el país.

-Casi dos millones de españoles han salido fuera de España en busca de trabajo.

-Más de tres millones de españoles bajo el umbral de la pobreza extrema.

-Miles de estudiantes han abandonado sus estudios por la subida de tasas y matrículas universitarias.

-Han cerrado centro de enseñanza públicos y han financiado con dinero de todos a centros elitistas religiosos.

-Han cerrado y privatizado centros sanitarios y hospitalarios.

-Han reintroducido el adoctrinamiento religioso en la escuela.

-Han limitado a máximos el derecho a la prestación por desempleo.

-Han criminalizado el derecho democrático de protesta y han anulado el derecho a huelga.

-Han perseguido el derecho de libre reunión.

-Han bloqueado la negociación colectiva.

-Han mantenido, a pesar de recortarlo todo, la desmesurada financiación a la Iglesia católica.

-Han prohibido la libertad femenina, en los supuestos contemplados por la ciencia médica, en cuanto a interrumpir voluntariamente embarazos no deseados.

-Han aumentado el gasto militar.

-Han recortado todo lo imaginable y más de los servicios sociales fundamentales.

-Han acabado con la Ley de Dependencia.

-Han fulminado la Ley de Memoria Histórica.

-Han dejado desprotegidos a los colectivos más vulnerables: enfermos crónicos, drogodependientes, mujeres maltratadas, discapacitados…

-Han bajado los sueldos

-Han subido descaradamente los impuestos.

-Han bajado las pensiones.

-Han dejado sin empleo a miles de funcionarios públicos e interinos.

-Han acabado con la gratuidad de los medicamentos para pensionistas.

-Han acabado con becas de comedor para alumnos de familias sin recursos.

-Han privatizado hasta el aire que respiramos: hospitales, centros asistenciales, televisiones públicas autonómicas, centros culturales y teatros, etc, etc, etc.

-Han fulminado la investigación científica.

-Han bloqueado la investigación de la trama mafiosa y corrupta en el seno de su partido.

La lista, ya digo, sería interminable. En síntesis, este gobierno es realmente de una efectividad memorable. Ha conseguido en sólo dos años acabar con la supuesta democracia que, también supuestamente, nos amparaba. Una gran proeza que años antes hubiera sido difícil de imaginar. El neoliberalismo en el contexto europeo ha estado a su favor. Y han visto las puertas abiertas, junto a su mayoría absoluta, para deshacer casi cuarenta años de pretendida democracia e instaurar una especie de, a todas luces, tiranía totalitaria. Y me pregunto, si han arrasado en sólo dos años con todo lo que se mueve, ¿qué harán en los otros dos años que tienen de poder absoluto hasta acabar la Legislatura, o esta siniestra travesía?

Sin embargo, hagamos una autocrítica constructiva y pensemos, parafraseando a Albert Camus, que “una tiranía totalitaria no se edifica sobre las falsas virtudes de los tiranos, sino sobre los graves errores de los demócratas”. Y errores se han cometido muchos. Tengámoslos en cuenta, y actuemos en consecuencia.

Coral Bravo es Doctora en Filología

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...