Donapea: La política de UPN en estado puro

Ya sabemos que no hay dinero para gastar en la enseñanza… siempre que no sea en la del Opus Dei Nuestra ínclita presidenta ha descubierto un peculiar modo de repartir el empleo: ofrecer plazas con el 20 o el 25% de la carga lectiva

Concidiendo con el inicio del nuevo curso escolar, UPN ha dado un nuevo impulso a las políticas privatizadoras en los servicios públicos. Para LAB, estas políticas tienen un objetivo final perfectamente definido: acabar de manera progresiva pero inexorable con el sistema público navarro, ya sea en sanidad, en educación o en cualquier otro ámbito social.

Estamos viendo cómo se ataca al sistema de salud público (recorte de la atención primaria, privatización de las cocinas, reducción del personal sanitario…) y se reducen las ayudas a dependencia o la renta social, en definitiva, cómo se recortan uno tras otro todos los servicios sociales.

En el mundo de la educación no somos ajenos a esta dinámica de precarización laboral, recorte de servicios y desmantelamiento de la educación pública. Podríamos mencionar centenares de problemáticas y atropellos, pero desde LAB consideramos que la situación del CIP Donapea resume perfectamente el quehacer del Gobierno de UPN, tanto en el ámbito educativo como en el ámbito público en general. Veamos.

Ya sabemos que no hay dinero para gastar en la enseñanza… siempre que no sea en la del Opus Dei.

Así, pese a que la comunidad educativa se ha opuesto al traslado del CIP, a que el Ayuntamiento de Iruñea ha votado en contra, a que no hay argumentación pedagógica para desmantelar Donapea y dárselo a una secta, Yolanda Barcina quiere regalar a los muchachos de Escrivá otra parcela en la comarca de Pamplona. Debe de ser que no tienen suficientes terrenos públicos para expandir sus avanzadas ideas.

Nos dicen que por los terrenos de Donapea van a recibir ocho millones y se van a gastar 25 en la construcción del nuevo complejo educativo (luego, como con el circuito de los Arcos, Itoitz o el TAV, serán más, no tengamos ninguna duda). ¿Harían un negocio de este tipo con el dinero de su bolsillo? La pregunta no necesita respuesta, ¿verdad, sra. presidenta?

Y hablando de dineros, la supuesta falta de dinero (¡no falta dinero, sobran ladrones!) es la motivación esgrimida para reducir año tras año el número de trabajadores (profesoras, conserjes o administrativos) y las horas de los contratos en todos y cada uno de los centros educativos.

Así, nuestra ínclita presidenta ha descubierto un peculiar modo de repartir el empleo: ofrecer plazas con el 20 o el 25% de la carga lectiva. ¡Impresionate!

La misma persona a la que le parece normal cobrar 3.500 euros por una reunión a la que no acude considera que se puede vivir con 400 euros mensuales. Una mente privilegiada… ¡y nosotras sin enterarnos!

Pero sigamos con la sinvergüenzada que quieren hacer con el CIP Donapea.

Donapea es, seguramente, el ejemplo más claro de la política educativa de UPN: desmantelamiento del sistema público, educación nacional-católica, separación por sexos y privatización en beneficio de sus «amigotes». Eso sí, todo en interés de Nafarroa. La suya, por supuesto.

Sin embargo, en LAB consideramos que el robo de Donapea no lo debemos considerar solo como un conflicto sectorial. Lo que quieren hacer con el CIP Donapea supera al ámbito de la educación. Es, como ocurrió con Caja Navarra, un saqueo a las arcas públicas, un robo al dinero de cada una y cada uno de nosotros. Es la punta de lanza del desmantelamiento de todos los servicios públicos para regalárselos a sus amigotes del Opus, de Mediterránea de catering o de ISN.

Por todo ello, consideramos que la respuesta a este nuevo atropello debe ser colectiva, debemos responder como sociedad, ya que el robo que quieren consumar se lo quieren hacer a toda la sociedad navarra.

En nuestras manos está defender los recursos y los servicios de toda la ciudadanía navarra, en definitiva nuestros derechos.

P.D.: No mencionamos a Enrique Maya en todo lo relacionado con el conflicto de Donapea debido a que ha demostrado que ejerce no de alcalde de Iruñea, sino de servil correveidile de Yolanda Barcina.

Archivos de imagen relacionados

  • Donapea Opus Navarra
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...