Diputados de la República Dominicana divididos por la ley que impondría la lectura de la Biblia en las escuelas, devuelven proyecto a Comisión

La pieza legislativa establece que la Biblia es la fuente primigenia y esencial de los principios y valores cristianos, constituyéndose en el libro más importante en la historia de la humanidad por sus enseñanzas y el concepto moral que transmite al hombre.

La Cámara de Diputados devolvió este martes a la Comisión de Educación una resolución que pide el cumplimiento de la ley 44-00, que establece la lectura e instrucción bíblica en las escuelas públicas y privadas de la República Dominicana.

La pieza tuvo el rechazo de legisladores como la diputada por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), Faride Raful, quien calificó el proyecto como inconstitucional.

En ese sentido, indicó que República Dominicana es un Estado laico y agregó que la familia es responsable de la educación espiritual de los hijos.

De igual manera, el diputado por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Radhamés Fortuna se opuso a la imposición de la lectura de la Biblia en las escuelas mediante la Ley No.44-00 y abogó por el respeto a la libertad de conciencia y de culto.

De su lado, Ceila Encarnación, diputada Nacional del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Lía Díaz del opositor PRM, y Juan Julio Campos del oficialista PLD, solicitaron a los legisladores el voto favorable para la resolución que solicita el cumplimiento de la ley, que data de 11 de julio del 2000.

La pieza legislativa establece que la Biblia es la fuente primigenia y esencial de los principios y valores cristianos, constituyéndose en el libro más importante en la historia de la humanidad por sus enseñanzas y el concepto moral que transmite al hombre.

El artículo 45 de la Constitución Dominicana establece la libertad de conciencia y de cultos, señalando al Estado como el garante de dicha autonomía, con sujeción al orden público y respeto a las buenas costumbres.

La ley 44-00 fue promulgada durante el gobierno del expresidente Leonel Fernández. Esta modificó a su vez la Ley General de Educación No.66-97 – vigente hasta la fecha – en su artículo 25, para establecer que a nivel inicial, básico y medio, después del izamiento de la Bandera y entonación del Himno Nacional, se le diera lectura de una porción o texto bíblico.

La norma también establece la instrucción bíblica por lo menos una vez a la semana, con programas y métodos de enseñanza propuestos por la Conferencia del Episcopado Dominicano y la Confederación Dominicana de la Unidad Evangélica (CODUE).

La Conferencia del Episcopado Dominicano y el CODUE, según la ley, serían los encargados de presentaran a las autoridades educativas los nombres de sus candidatos para impartir la instrucción bíblica, los cuales, en el caso de no ser titulados, deberán acogerse a lo establecido en el Artículo 134 de la Ley General de Educación.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...