Diputados católicos de Brasil denuncian penalmente al autor de una imagen de la virgen que consideran blasfema y que figura en una exposición municipal en Río de Janeiro

Los diputados católicos Márcio Gualberto y Chris Tonietto presentaron una denuncia penal contra la imagen blasfema de una exposición en Río de Janeiro, que muestra a la Virgen María con un seno expuesto y un órgano sexual masculino.

El Secretario de Cultura de Río de Janeiro, Adolpho Konder, encontró “vilipendio” religioso en el trabajo, que se tipifica como un delito en el Código Penal brasileño.

El jueves 27 de febrero, el diputado del estado de Río de Janeiro, Márcio Gualberto, informó que ingresó una denuncia en material penal junto con la diputada federal Chris Tonietto en la Estación de Policía de Delitos Raciales e Intolerancia (Decradi), “así como en el Ministerio Público”.

“El autor debe responder penalmente por su trabajo que es ofensivo para la fe católica”, señaló el parlamentario en su Instagram, en un video titulado “Esto no es arte, es un crimen”.

A su vez, la congresista Tonietto expresó en sus redes sociales que, al permitir tal exhibición, la Ciudad de Río de Janeiro “premia el crimen y se burla de toda la población de Río”.

“La permisividad con una vilificación ostentosa de la fe mayoritaria del pueblo brasileño (conducta tipificada como delito por el artículo 208 del Código Penal) avergüenza a todo Río de Janeiro y trae a nuestro municipio el reproche y la venganza de Dios mismo, que nuestro alcalde tanto declara adorar”, dijo.

La exposición blasfema llamada “Cine Desejo” se encuentra en el Centro Municipal de Arte Hélio Oiticica, espacio de la Secretaría Municipal de Cultura del Municipio de Río de Janeiro, y trae entre sus obras una titulada “Todxs xs santxs – renomeado – #eunãosoudespesa”, en la que se encuentra la imagen de la Virgen María con el pecho desnudo y un órgano genital masculino.

El 19 de febrero, el diputado católico Márcio Gualberto asistió al lugar y grabó un video que compartió en redes sociales en el que denunció que “se exhibe un absurdo escarnio de la fe cristiana”.

“La pregunta que hago es si esto aquí debería estar en un espacio administrado por la Prefectura de Río de Janeiro. Evidentemente no. Es, por lo menos, de un extremo mal gusto”, dijo el parlamentario en el video.

Después de esta denuncia, un equipo de la Secretaría de Cultura estuvo en el local en la mañana del jueves 20 de febrero y solicitó que la edad mínima para verla no sea de 10 sino de 16 años.

Luego, el domingo 23 de febrero, el Secretario de Cultura, Adolpho Konder, declaró en un video publicado en Facebook que el artista Órion Lalli, responsable de la obra, será “oficiado” antes de la inauguración de la exposición, ya que el centro cultural está cerrado debido al receso del Carnaval de Río y solo volvería a abrir el lunes.

Según él, después de recibir la acusación sobre el trabajo blasfemo, fueron al lugar y encontraron “vilipendio”.

“Me gustaría señalar que el Departamento Municipal de Cultura acoge los más diversos eventos culturales y artísticos, pero no podemos admitir nada que promueva la intolerancia y la ofensa al sentimiento religioso de cualquier credo”, dijo Konder, alegando que “esta exposición fue aprobada por un curador en la gestión previa a la nuestra”.

“Lamentamos profundamente lo sucedido y simpatizamos con las personas que se sintieron ofendidas”, concluyó el secretario.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...