Diputado argentino Alejandro Echegaray: “los sueldos del Estado a obispos son una prerrogativa de la dictadura”

El legislador radical defendió su proyecto para que el Estado deje de pagar sueldos a las máximas autoridades de la Iglesia católica, como punto de inflexión hacia «una garantía real de equidad de cultos».

El diputado nacional del radicalismo en el frente Cambiemos, Alejandro Echegaray, volvió a defender este miércoles el proyecto de ley promovido junto a otros legisladores para eliminar el pago de sueldos a obispos por parte del Estado nacional y consideró esto «una herencia de la dictadura«.

El legislador explicó que el sostenimiento pecuniario del Estado nacional a los obispos no está amparado en la Constitución -que establece en su artículo 2 el sostén a la Iglesia Católica, traducido en subsidios y exenciones impositivas-, sino que es una «prerrogativa heredada de la dictadura» a la cual se aferraron las autoridades de la Iglesia como derecho adquirido que «ya no se justifica».

En declaraciones durante su visita al programa «Terapia de noticias» del canal de La Nación, Echegaray insistió en que el Estado argentino «debe garantizar la equidad de cultos» y esto «debe traducirse en el no pago de sueldos a los obispos» de la Iglesia Católica.

Detalló que el sostenimiento del Estado nacional a los sueldos de los obispos demanda una erogación de 130 millones de pesos, que «es injusto mantenerlo si somos un Estado laico» que separa la religión de la estructura administrativa de instituciones de gobierno.

Puntualizó que su propuesta no es una idea aislada sino que «va acompañada por Fernando Iglesias del PRO y de otros legisladores» el frente oficialista, que están buscando acuerdos con sectores de la oposición.

Consultado sobre el hipotético rechazo del Papa Francisco al proyecto de ley que pone fin al pago de sueldos de los obispos, Echegaray afirmó que «seguramente debe estar en contra«.

No obstante, aclaró que personalmente respeta «plenamente al Papa por el liderazgo universal que ostenta desde la Iglesia Católica», más allá de que no comparte «para nada sus recientes declaraciones en las que nos trató de nazis» a los legisladores que aprobaron el proyecto de despenalización del aborto.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...