«Dios no se ha presentado en el juzgado. Una decepción»

El artista Abel Azcona ha tenido que declarar este jueves ante el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona, Fermín Otamendi, que abrió las diligencias por una obra en la que figuraba la palabra «pederastia» escrita con hostias consagradas. La acción judicial se abrió tras la denuncia presentada por la Asociación Española de Abogados Cristianos con el apoyo del Arzobispado de Pamplona, que ahora participa en el proceso como acusación particular.

Arzobispado como acusación particular

El abogado de Azcona, Jorge Morales, según recoge EFE, ha pedido al juez la «expulsión» del arzobispado de la causa y ha adelantado que solicitará el archivo del procedimiento. Alega que el arzobispado se ha presentado de forma irregular «por una cuestión formal» ya que primero presentó una denuncia y tras ser admitida a trámite se personó como acusación particular. Además cree que tampoco es pertinente porque «no expresa, en cuanto al contenido, cuál es la razón de su personación como acusación particular».

«He esperado a Dios durante horas…»
Azcona ha comparecido ante el juez durante media hora, tiempo en el que solo ha respondido a preguntas del magistrado y de su abogado. El fiscal no ha estado presente en la declaración. Morales ha indicado que la defensa del Arzobispado sostiene que «representa todos los sentimientos religiosos» mientras que él y su defendido entienden que «que este es un tipo de delito que, de haber existido, sería individual». El artista, por su parte, ha explicado a los medios de comunicación que en la declaración ha estado «tranquilo», y ha recordado que «desde el principio» indicó que su obra era una «crítica a la lacra que es la pederastia». Además ha expresado en las redes su sentir con una declaración al más puro estilo Esperando a Godot de Beckett que a buen seguro no habrá sentado demasiado bien a los ultracatólicos que promueven el juicio contra él.

Apoyo a la libertad de expresión
Por su parte, el abogado de la Asociación Española de Abogados Cristianos, Pepe Núñez, ha informado de que ha solicitado la ampliación de la querella para poder pedir «más instrucciones y más pruebas». 

Antes del inicio de la declaración en el juzgado, un grupo de personas se ha congregado ante el Palacio de Justicia de Pamplona para mostrar su apoyo al artista, acción en la que han expuesto carteles con el lema «Adierazpen askatasuna, libertad de expresión». Entre los concentrados se encontraba la concejal de Cultura del Ayuntamiento de Pamplona, Maider Beloki, quien ha explicado que ha acudido para «apoyar la libertad de expresión de todos los creadores y creadoras».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...