Dios está en todos lados, menos en Mar del Plata

Desde los primeros minutos de este martes, ocho colectivos de la línea 25 de Mayo circularán por las calles de Mar del Plata con la leyenda “Probablemente Dios no existe, deja de preocuparte y disfruta de la vida”, una iniciativa que impulsa la Asociación Civil Ateos Mar del Plata, en adhesión a la campaña “Bus Ateo”, originada en Londres en marzo del año pasado y que se extendió a distintas ciudades europeas.

De esta manera, las unidades del transporte público de pasajeros anunciarán el Segundo Congreso Nacional de Ateísmo en Argentina que tendrá lugar en el teatro Diagonal los próximos 2, 3 y 4 de abril, oportunidad en la que disertarán investigadores del CONICET, sociólogos, psicólogos, docentes, periodistas y escritores, además de representantes de la comunidad homosexual.

En diálogo con 0223.com.ar, Carlos Quintana, secretario de Ateos Mar del Plata, contó que el objetivo de la entidad es “defender los derechos los ateos” y, en ese contexto, se realizan diversas actividades relacionadas a la temática.

“Hasta hace muy pocos años los ateos no nos manejábamos como tales, nos daba vergüenza o tendíamos a esconder nuestra condición o a contarla con cierta culpa, pero, por suerte, esto se está revirtiendo en Europa, América y algunos países de Asia: la gente está saliendo a defender su ideología y hace múltiples llamados para defender nuestra ideología”, señaló.

En esa línea, el escritor marplatense reparó en que “es muy común hablar de la libertad de creencia, pero no existe en la legislación argentina la libertad de la no creencia; es decir, en este momento los ateos no somos sujetos de hecho y no estamos en igualdad de condiciones con los creyentes”.

Por tal motivo, celebró que Mar del Plata se una a la propuesta de la periodista londinense Ariane Sherine y que, indicó, “cuenta con el apoyo de la Asociación Civil de Ateos en Argentina y la revista La Res Pública”.

En relación a la frase que portarán los colectivos, Quintana explicó que la misma “resume la muy diversa ideología de los ateos porque el ateísmo no es un dogma, sino que cada ateo tiene su manera de pensar, no hay un seguidor”.

“No estamos tratando de imponer un pensamiento único, sino que estamos planteando que el otro se plantee que quizá Dios no exista, en tanto que no tenemos un mandato sobrenatural generado por una entidad divina y administrado en la tierra por las autoridades institucionales”, aclaró.

“Tal vez sea el momento de plantearnos si seguir pensando nuestra vida en función de lo sobrenatural y de la vida después de la muerte, o si no es mucho más gratificante pensar en la vida que sabemos que tenemos y tomar decisiones despojadas de dogmas; tener una disciplina de vida no vinculada a hacer las cosas para recibir un premio o por temor a un castigo, sino hacer el bien porque están bien o hacer el mal porque uno piensa que debe ser así”, sugirió por último.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...