Dinero del Vaticano habría llegado a Australia durante el juicio del cardenal Pell, supuestamente para influir en su juicio por abusos sexuales

La Agencia de Inteligencia Financiera Australiana entregó a la policía federal del país y a la del estado de Victoria información sobre el presunto envío de cientos de miles de euros de fondos del Vaticano a Australia, a petición del defenestrado cardenal Angelo Becciu, supuestamente para influir en el juicio contra el cardenal George Pell.

Pell había sido acusado de abuso sexual en Australia y, aunque debió pasar 13 meses en la cárcel, finalmente fue declarado inocente y liberado en abril de 2020.

La información sobre el presunto envío de fondos vaticanos la indicó este martes 20 de octubre Nicole Rose, jefa ejecutiva del servicio de inteligencia financiera de Australia (AUSTRAC), en una audiencia ante el Senado.

“Puedo confirmar que AUSTRAC ha revisado el asunto y hemos proporcionado información a la AFP (Policía Federal Australiana) y a la policía de Victoria”, dijo Rose al ser preguntada sobre lo publicado hace unos días por medios italianos respecto al presunto envío de 700 mil euros de fondos del Vaticano, a instancias del cardenal Becciu, supuestamente para influir en el juicio contra Pell.

AUSTRAC está a cargo de monitorear transacciones financieras para prevenir el lavado de dinero, el crimen organizado, la evasión de impuestos y el terrorismo financiero.

Según el diario italiano Corriere della Sera, la presunta transferencia de fondos de la Santa Sede haría parte de un expediente que manejan investigadores y fiscales del Vaticano contra Becciu, que fue obligado a renunciar por el Papa Francisco el pasado 24 de septiembre por su presunta vinculación con escándalos financieros durante su gestión como Sustituto (número dos) de la Secretaría de Estado del Vaticano.

Según el diario italiano Il Messaggero, las acusaciones sobre la transferencia de dinero a Australia fueron hechas por Alberto Perlasca, quien trabajó durante años como estrecho colaborador de Becciu en la Secretaría de Estado en la gestión de las inversiones financieras.

Becciu ha negado en distintas ocasiones cualquier malversación o intento para influir en el juicio contra Pell, quien tampoco se ha referido a las acusaciones, aunque su abogado en Australia, Robert Richter, sí ha solicitado que se investiguen.

Tras las informaciones iniciales, algunos medios especularon con que los fondos pudieron ser enviados desde cuentas del Vaticano hacia la Nunciatura Apostólica en Australia.

El 6 de octubre el Papa Francisco recibió en Roma al Nuncio Apostólico en Australia, Adolfo Tito Yllana, en una reunión en la que se habría tratado el tema. Sin embargo, la confirmación de AUSTRAC de que la información ya fue enviada a la policía federal y la policía de Victoria sugiere que cualquier transferencia o transferencias en investigación podrían haberse realizado fuera de los canales diplomáticos.

Si bien AUSTRAC ha enviado información a la policía federal y la policía estatal en Victoria, esta última ha recibido diversas críticas por el modo en que manejó las acusaciones contra Pell.

Tras las acusaciones del presunto intento de Becciu de interferir con fondos del Vaticano en el juicio contra Pell, el 17 de octubre el abogado del primero dijo que Becciu “se ve obligado a reiterar vigorosamente que nunca ha interferido en el proceso de ninguna manera”.

El abogado Fabio Viglione dijo además que “para proteger y defender su honor dañado tan gravemente”, el Cardenal Becciu, que renunció a sus derechos del cardenalato el 24 de septiembre tras los escándalos financieros, podría iniciar medidas legales contra algunos medios por informar de “supuestas o inexistentes actividades para manipular la evidencia en el juicio del cardenal Pell”.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...