Diccionario de ateos

Diccionario de ateos no es un catálogo biográfico de los ateos más ilustres de la historia. Se trata más bien de un repertorio imponente de citas favorables no sólo a la tesis atea, pues también pretenden cuestionar los dogmas en general

"Una joya de cuya existencia no tenia noticias" (Mario Bunge)

"A punto estoy de recomendarles [a los periodistas italianos] que lean el recién traducido 'Diccionario de ateos' (Laetoli), de Sylvain Maréchal, subversivo pensador del Siglo de las Luces" (Fernando Savater, El País)

"Un pensador que ha desaparecido, también él, de la circulación intelectual contemporánea" (Michel Onfray)

"Contrariamente a lo que da a entender su título —escribe en su epílogo la profesora de la Sorbona Stéphanie Roza—, el Diccionario de ateos no es un catálogo biográfico de los ateos más ilustres de la historia. Se trata más bien de un repertorio imponente de citas favorables no sólo a la tesis atea, pues también pretenden cuestionar los dogmas en general. Las citas y los ejemplos buscan igualmente rehabilitar la moralidad de los ateos frente a las acusaciones de que son objeto […]. Hay que ver en el diccionario un intento de recopilar argumentos destinados a reforzar la posición tanto teórica como moral del ateo".

Sylvain Maréchal nació en París en 1750 y murió en 1803. Poco más de 50 años vividos en una época tumultuosa y fascinante: la de la Revolución Francesa. Fue periodista, escritor en diversos géneros (poesía, drama, libelo), filósofo, y también hombre de acción comprometido con la sección más izquierdista de la Revolución: los sans culottes, los enragés. Colaboró con Gracchus Babeuf en la «Conjura de los Iguales» y suyo es el escrito fundacional: el Manifiesto de los Iguales. Se ha dicho que este manifiesto fue la «expresión libertaria» de la Revolución, y su influencia posterior ha sido enorme.

Tras el fracaso de la conjura, del que se salvó azarosamente, Maréchal volvió a uno de sus intereses fundamentales: el ateísmo. Este miembro fundador de la «Sociedad de Hombres sin Dios» (o «S. H. D.») se propuso realizar un diccionario que fuera una revindicación del ateísmo: un Diccionario de ateos antiguos y modernos. Stéphanie Roza escribe en su epílogo:

"Por encima de las apariencias, el texto es portador de una utopía social que engloba todas las dimensiones de la existencia humana. El ateísmo de Maréchal va más allá de la opción meramente filosófica. Desde luego, no se trata de una decisión ética puramente individual sin consecuencias colectivas sino, más bien, de un arma fantástica dirigida contra el mundo social no igualitario, opresivo, alienante. Un arma de emancipación que Maréchal pone en las manos de sus lectores esperando que la utilicen correctamente".

"Proyectos como éste de Laetoli, además, nos acercan a textos como los que ha editado de Holbach, Helvétius o Meslier, como su Memoria contra la religión, y que rescata así libros esenciales en el desarrollo de nuestra cultura actual pero que, por diversos avatares, corrían el peligro de ser preteridos a las estanterías de libros para coleccionistas e integrados en una memoria del ateísmo poco menos que folclórico y no reconocidos en lo que son, clásicos del pensamiento de la Modernidad" (José Ángel Juristo, Cuarto poder)

"Diccionario de ateos es todo un instrumento de emancipación intelectual y moral que este autor legó a la posteridad" (Capi Vidal, Reflexiones desde Anarres)

Colección Los ilustrados, 8  Epílogo de Stéphanie Roza   365 páginas  Editorial Laetoli  25 euros

Diccionario de ateos Marechal

Archivos de imagen relacionados

  • diccionario-de-ateos-marechal
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...