Díaz espera que Gobierno acepte la compatibilidad de titularidad pública y gestión de la Iglesia de la Mezquita

Esta propuesta de la presidenta andaluza nada cambiaría respecto a la situación actual, pues deja el uso y gestión al cabildo de la iglesia, sería un mero cambio formal respecto al titular que figure como propietario del inmueble. ¿Tiene algún sentido que un monumento público sea de uso y gestión exclusivamente católica? Lo que desde Europa Laica venimos proponiendo es un monumento de titularidad y gestión pública y de uso exclusivamente civil.


La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha confiado este viernes en que el nuevo ministro de Justicia, Rafael Catalá Polo, a diferencia de su antecesor en el cargo, Alberto Ruiz Gallardón, escuche la demanda del Ejecutivo andaluz y entienda que hay que hacer compatible la titularidad pública de la Mezquita-Catedral de Córdoba, con la gestión que realiza la Iglesia.

En declaraciones a los periodistas en Sevilla, Susana Díaz ha recordado que hace unos meses ya planteó que tenía que ser compatible que la Iglesia siguiera gestionando la Mezquita de Córdoba, con el uso que hasta ahora le había dado, con la titularidad en manos de conjunto de los ciudadanos.

Ha indicado que espera que, cuanto antes, el nuevo ministro de Justicia escuche el planteamiento de la Junta de Andalucía y entienda que hay «que hacer compatible lo que es de los ciudadanos con quien hace la gestión de ese recurso».

Según Díaz, la Mezquita de Córdoba es fundamental como atractivo turístico de Córdoba y es un patrimonio no solo de esa ciudad, sino también del conjunto de los andaluces. Tras señalar que nadie puede obviar su carácter de mezquita, ha considerado que debe haber «sensibilidad y una actuación correcta por parte de quienes la gestionan, no ocultando la riqueza» de ese monumento.

Asimismo, la presidenta ha manifestado que si la Iglesia ha «inmatriculado» determinados bienes es porque ha habido una norma que se lo ha permitido y que data de la época del gobierno de José María Aznar. Ha indicado que ella no comparte eso, porque, tanto para el caso de la Mezquita de Córdoba como para otros bienes, «la titularidad tiene que ser pública, aunque la gestión, como hasta ahora, la siga llevando la Iglesia».

Susana Díaz también ha explicado que si desde la Junta hay una apuesta clara y nítida por restaurar el patrimonio que gestiona la Iglesia, «es lógico y natural que a dicho patrimonio, al que se destinan recursos públicos, puedan acceder también los ciudadanos con cuyos impuestos se paga la restauración».

Ha señalado que, sin duda, este es un asunto que se tiene que abordar en la mesa de coordinación entre la Consejería de Educación, Cultura Y Deporte y la Iglesia.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...