Día Internacional del Laicismo en Madrid

Madrid Laica ha celebrado hoy 9-D el Día Internacional del Laicismo y la Libertad de Conciencia con una concentración reivindicativa y lúdica en la Puerta del Sol de Madrid, en un acto organizado conjuntamente con más de 60 organizaciones y colectivos relacionados con la defensa de los derechos humanos que han conmemorado el 70 aniversario de la promulgación por la ONU en 1948 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos-DUDH.
El 9-D, Día Internacional del Laicismo y la Libertad de Conciencia, asume esta fecha de la DUDH como referencia, pero su fecha toma relación con el 9-D de 1931 que tuvo lugar la aprobación de la Constitución de la II República Española, modelo de laicidad (donde entre otros se reconocía el derecho de voto a las mujeres), y a la ese mismo día pero de 1905 donde se aprobó en Francia la Ley de separación Estado-Iglesias, modelo de Estado laico.
En la concentración se ha leido un comunicado conjunto de todos los que hemos participado en el acto, en denuncia de los Derecho Humanos-DHH que siguen vulnerados.
Madrid Laica, a su vez, llevando una pancarta alusiva, ha distribuido el manifiesto estatal de Europa Laica por el 9-D, y en su turno de intervención, ha hecho la siguiente lectura:
«Europa Laica se suma en este 9-D a la conmemoración del 70 aniversario de la DUDH, a la vez que en esta misma fecha celebramos el Día Internacional del Laicismo y la Libertad de Conciencia.
 
La laicidad de las instituciones públicas sigue siendo una  asignatura pendiente en nuestro país.
 
La separación entre Iglesias y Estado, entre el ámbito de lo público, de lo que es común a todos, del ámbito de las creencias particulares, de lo que es privado, sigue estando bajo la tutela de rémoras arcaicas y antidemocráticas.
 
La intromisión de las confesiones religiosas en el campo de la enseñanza, y la asignatura de la religión doctrinal en la Escuela; la financiación pública de las religiones y los privilegios fiscales de todo tipo que disfrutan; la invasión permanente de simbología confesional en el espacio público; el escándalo de los bienes inmatriculados por la Iglesia Católica, que deben ser devueltos al dominio público; el negocio de la caridad en la atención de los servicios sociales afectados por las políticas de recortes neoliberales; una ley de eutanasia que respete la voluntad de las personas; la garantía efectiva del derecho a la interrupción voluntaria  del embarazo, y de la identidad sexual; el delito de ofensas contra los sentimientos religiosos o de injurias, que supone un ataque a la libertad de expresión que cuenta, por otra parte, con una judicatura con tintes confesionales.
 
Europa Laica lucha para remover estas y otras situaciones que impiden satisfacer derechos básicos amparados por la DUDH,  a la vez que para garantizar el pleno derecho a la libertad de conciencia y de pensamiento, de expresión, opinión y de información, en igualdad, sin que quepa discriminación o privilegio alguno por razón de las convicciones personales.
 
Denunciamos, la permanencia de parámetros confesionales que pertenecen a otros tiempos en las leyes y los comportamientos públicos, más aun cuando la sociedad está cada día más secularizada, mayormente entre la juventud.
 
En este sentido, reivindicamos la denuncia y derogación de los Acuerdos de 1979 del Estado con la Santa Sede, y con otras confesiones minoritarias, por ser la clave de bóveda que justifica gran parte de estas situaciones. Su permanencia es una vergüenza democrática y su derogación una exigencia inexcusable, como así fue comprometido por el PSOE y aprobado en el Congreso de Diputados, pero que sigue sin cumplirse.
 
Europa Laica, en suma, reclama un Estado laico como garantía de libertad, igualdad, solidaridad y justicia social, y como modelo de funcionamiento que mejor respeta y asegura una convivencia democrática en una sociedad plural.»
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...