Día de Extremadura 2018. Cada uno en su sitio y dios en el de todos

En el día de Extremadura, 8 de septiembre, unos, los políticos que nos gobiernan, han elegido la oración (misa en Guadalupe) y otros, parte del pueblo, la reivindicación (manifestación en Madrid).

El presidente de la Junta de Extremadura (PSOE) ha asistido a Guadalupe (Cáceres) a la misa que se ha celebrado con motivo de la festividad de la virgen de Guadalupe. Allí ha pedido, se supone, a su patrona, que solucione lo del tren de Extremadura de una vez ya que, los socialistas (él incluido) y populares que han gobernado este país y región, no han hecho mucho caso a este asunto. Ahora, más tranquilo, sabe que lo deja en buenas manos… al menos “ha cumplido”,…como otros años.

Vara ha estado acompañado, en este acto, por la presidenta de la Asamblea de Extremadura, Blanca Martín, y los presidentes de las diputaciones provinciales de Badajoz y Cáceres, Miguel Ángel Gallardo y Rosario Cordero, respectivamente. La delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco; y el presidente regional del PP, José Antonio Monago,  también han asistido a la celebración religiosa.

El acto ha estado presidido por el arzobispo de Toledo, sr. Braulio, por ser la diócesis a la que pertenece Guadalupe. Braulio ha sido acompañado por los obispos de las tres diócesis de Extremadura: sr. Celso (Mérida-Badajoz), sr. José Luis (Plasencia), y el de Coria-Cáceres, sr. Francisco.

Por otra parte, y en Madrid, centenares de extremeños (más de mil personas) han exigido este 8 de septiembre al Gobierno, que “llegue de una vez la dignidad” al tren que conecta la región con la capital y otros puntos del país y, para ello, se han concentrado en Madrid frente al ministerio de Fomento y han marchado hasta la estación de Atocha.

La Plataforma Ciudadana Milana Bonita ha organizado esta marcha, en coincidencia con la celebración del Día de la Comunidad, para reclamar mejoras en el servicio de tren de la línea Madrid – Talavera de la Reina – Extremadura.

A la vista está que ni la política, ni los milagros (esto último es obvio) solucionan esta vergüenza regional. Los unos por los otros y la casa sin barrer.

Extremadura Laica

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...