Día de Asturias.-La Iglesia celebrará en octubre un acto de consagración de Asturias a la Virgen de Covadonga

La Cruz de la Victoria regresará a Covadonga. El arzobispo de Oviedo calificó de «falta de tolerancia democrática» enfrentar el laicismo a la religión.

La Iglesia asturiana celebrará en octubre un acto de consagración de Asturias a la Virgen de Covadonga para que vele por el futuro de la comunidad y ayude a que entre todos se consiga hacer progresar a la tierra asturiana. También se informó del propósito de que la Cruz de la Victoria regrese a Covadonga.

   El anuncio se produjo hoy en el marco de las celebraciones religiosas con motivo del día de la Virgen de Covadonga, patrona del Principado y cuya festividad está vinculada al Día de Asturias.

   El arzobispo de Oviedo, Carlos Osoro, ofició la misa solemne del Día de Asturias, celebrada en la basílica de Nuestra Señora de Covadonga y a la que asistieron el presidente del Principado de Asturias, Vicente Álvarez Areces; la presidenta de la Junta General del Principado, María Jesús Álvarez; y el delegado del Gobierno en Asturias, Antonio Trevín; junto con varios miembros del Ejecutivo autonómico y alcaldes de la comunidad así como otras autoridades civiles, militares y religiosas.

   Durante la homilía, Osoro se centró en la importancia de Dios y la Virgen María en "el corazón" de la historia de la humanidad y reivindicó la fuerza de la caridad cristiana para conservar la "solidaridad y la esperanza de los hombres".

   Osoro pidió que "no se tenga miedo a Dios" e instó a que los hombres tengan la "valentía" de promover la pastoral de la "inteligencia" para ser creyentes "adultos, maduros, convencidos y convincentes". Al respecto calificó "con toda sinceridad" a los asturianos como "benditos entre todos los hombres" por vivir en una tierra bendita como Asturias, a la que asoció con el significado de la Cruz de la Victoria y su protección de la cultura cristiana.

   El arzobispo incidió, en este sentido, en que uno de los retos de la Iglesia en Asturias, España y Europa es encontrar cómo ayudar al hombre de hoy a conocer el amor de Dios.

   No obstante, Carlos Osoro lamentó que en la sociedad actual se intente "relegar al ámbito de lo privado a Dios" y se preguntó el motivo de la pretensión de "convertir la laicidad en laicismo" y separarlo todo enfrentándolo a la religión, actitud que dijo es una "falta de tolerancia democrática".

   Las conmemoraciones de las donaciones de las cruces de la Victoria y Los Ángeles a la Iglesias tuvieron su espacio en el discurso del arzobispo, quien también hizo hincapié en la importancia que para la iglesia asturiana y toda la comunidad tiene la celebración del Año Santo de la Cruz.

   Tras la liturgia eucarística, se llevó a cabo en el interior de la basílica la tradicional ofrenda del 'ramu' en compañía de bandas de gaitas, a lo que siguió la procesión de la imagen de la Virgen de Covadonga hacia la Cueva. A la misa asistieron decenas de religiosos y feligreses que llenaron el templo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...