Detenidos en Egipto dos niños cristianos coptos por romper y orinar en un Corán

Las autoridades egipcias han detenido a dos niños cristianos de unos diez años por romper un Corán y orinar sobre el libro sagrado en la provincia de Beni Suef, al sur de El Cairo, según han informado fuentes de seguridad.

Las fuentes explicaron que los niños, identificados como Nabil Nagui Rezq y Mina Nadi Farag, permanecerán en un centro de detención de menores durante una semana mientras se desarrolla la investigación.

Este suceso, ocurrido en la localidad de Azbat Marqos, ha provocado un aumento de la tensión entre musulmanes y coptos (cristianos egipcios), y las familias de los menores han recibido amenazas de muerte. Entre los incidentes que han seguido a este hecho figuran choques entre ambas comunidades, según la fuentes, que precisaron que, hasta el momento, no se han producido víctimas en los disturbios.

De acuerdo a la edición digital del diario oficial 'Al Ahram', Rezq (de diez años) y Farag (nueve) fueron detenidos después de ser denunciados por el imán de una mezquita local, Ibrahim Mohamed Ali.

Ali llevó primero a los niños a la iglesia del pueblo para que el cura los castigara y, al no quedar satisfecho con la actitud del sacerdote, decidió acudir a los tribunales.

El padre de Rezq ha defendido la acción de los menores alegando que son analfabetos y que no sabían que los papeles que encontraron en una bolsa en la calle eran el Corán.

Estos arrestos recuerdan al caso de la niña cristiana paquistaní Rimsha Masih, discapacitada mental, que estuvo detenida tres semanas entre agosto y septiembre pasados acusada de quemar textos coránicos.

Además, coinciden con otras detenciones de coptos en Egipto, como el activista Albert Saber, acusado de insultar al Islam por supuestamente colgar en su página de Facebook el polémico vídeo 'La inocencia de los musulmanes', ofensivo con el profeta Mahoma.

En el Alto Egipto, que incluye varias provincias situadas al sur de El Cairo, se han producido en los últimos años numerosos incidentes confesionales. En enero de 2010, ocho coptos murieron tiroteados a la salida de una iglesia de la localidad de Naya Hamadi tras asistir a la Misa del Gallo, que marca el inicio de la Navidad ortodoxa.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...