Detenido un exobispo de la Iglesia Anglicana por abusos a menores

Peter Ball, de 80 años, es el más alto cargo arrestado por presuntos casos de pederastia

La Policía británica ha detenido este martes en su domicilio de Landport, en la región de Somerset, al reverendo Peter Ball, un obispo retirado de la Iglesia Anglicana por supuestos abusos sexuales cometidos contra ocho niños y jóvenes en la diócesis de Chichester, según ha informado el diario británico The Guardian. Agentes de la Policía de Sussex han sido los encargados de proceder al arresto, tras completar una investigación de seis meses. Ball, que fue obispo de Lewes y, posteriormente, de Gloucester, es el más alto cargo de la Iglesia Anglicana detenido por su vinculación con casos de abusos sexuales. Tiene hoy 80 años y está relacionado con el príncipe Carlos de Inglaterra, al que ha descrito en el pasado como "un leal amigo", según el citado rotativo.

La Policía también ha arrestado a un cura retirado de 67 años de edad cerca de su domicilio en la localidad de Haywards Heath, en el este de Sussex, por su supuesta implicación en casos de abusos sexuales registrados entre 1981 y 1983. Una portavoz del grupo de abogados que representa a las víctimas de los abusos cometidos por religiosos ha destacado que las dos detenciones son "históricas" por la "entidad" de los arrestados. "Es el primer obispo que vemos arrestado por acusaciones de abusos sexuales", ha explicado la portavoz del Grupo de Supervivientes de Abusos Sexuales del Clero, Ann Lawrence. En un comunicado, la Policía ha explicado que la operación que ha llevado a la detención de Ball ha sido compleja. "Muchas personas, ahora todas adultas, han tenido que ser localizadas, además de testigos y documentos de una amplia variedad de fuentes, mientras se informa continuamente a la Fiscalía de la Corona", ha indicado. "No hay acusaciones de delitos recientes o actuales y la Policía hace hincapié en que no hay nada que sugiera que alguno de los jóvenes pueda estar ahora en riesgo. La Policía también subraya que las acusaciones están siendo analizadas por separado y no implican a los dos hombres (detenidos) en los mismos hechos", ha aclarado la Policía de Sussex. El diario The Guardian ha recordado que las acusaciones de abusos sexuales en la Diócesis de Chichester provocaron que el arzobispo saliente de Canterbury, Rowan Williams, ordenara la apertura de una investigación, que concluyó en agosto de este año con un informe que reconoció que "nadie" en la Iglesia Anglicana podía "ignorar" el dolor causado" y que pidió perdón a las víctimas por lo sucedido.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...