Detenido el capellán de una prisión de Milán por abusar sexualmente de los internos

El capellán cambiaba cigarrillos, jabón, champú o cepillos a cambio de sexo. Es un cura católico de 51 años que estaba en una prisión de Milán.

El capellán de una de las mayores prisiones italianas, San Vittore (Milán), ha sido detenido por abusar sexualmente de los internos a los que prometía a cambio productos de primera necesidad, como cigarrillos, jabón, champú o cepillos del pelo.

El detenido es el cura católico Alberto Barin, de 51 años. La mayor parte de sus víctimas en los últimos cinco años eran extranjeros, en su mayoría africanos, encarcelados por delitos menores en la prisión de Milán.

Al parecer, Barin utilizaba su influencia y su poder para "satisfacer de modo casi obsesivo sus necesidades sexuales".

La Policía asegura que también pedía favores sexuales a cambio de interceder por la pronta liberación de los retenidos en prisión.

La investigación comenzó después de que una de la víctimas contara lo sucedido a los responsables de la cárcel, que colocaron cámaras escondidas en la oficina del cura y en otras estancias de la prisión.

Barin ha sido recluido en la prisión de Bollate y las víctimas han sido trasladadas a otros centros penitenciarios.

Tras conocer el arresto, la Curia de Milán expresó su "desconcierto y dolor" y su "máxima confianza" en la justicia, a la vez que manifestó su disposición a colaborar con los investigadores, según un comunicado de la archidiócesis milanesa.

Archivos de imagen relacionados

  • carcel
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...