Desarticulado en Francia un presunto comando de mujeres conectado con el ISIS

La policía francesa cree haber desarticulado un supuesto comando de mujeres islamistas radicales que preparaba ataques terroristas en Francia. La operación se ha desarrollado tras el hallazgo el domingo de un coche cargado con seis bombonas de gas y tres de gasóleo en las inmediaciones de Notre Dame de París. Se encuentran detenidos dos hombres y cinco mujeres. Tres de ellas están directamente relacionadas con el automóvil y la policía cree que estaban en contacto telefónico con un dirigente del Estado Islámico (ISIS en sus siglas en inglés) que coordina atentados en Occidente. Una había jurado lealtad al ISIS.

Las principales detenciones se produjeron este jueves por la noche en la localidad de Saint Etienne du Rouvray, al sur de París. Se trata de tres mujeres de 19, 23 y 39 años. La más joven es una de las cinco hijas del propietario del coche con bombona encontrado en la noche del sábado al domingo. En la operación antiterrorista, la joven de 19 años, llamada Ines, resultó herida de bala en una pierna por disparos de un agente después de que ella alcanzara levemente con un cuchillo a otro agente sobre el que se avalanzó al verse descubierta.

La pista para localizar a las mujeres la dio el propietario del automóvil, fichado por la policía hace años como presunto reclutador de islamistas radicales. Fue él quien contó a los investigadores que su hija de 19 años había desaparecido hacía varios días y que creía que se dirigía a Siria para sumarse a los combates.

La policía comprobó que Ines había sido la última persona que había utilizado el coche encontrado cerca de Notre Dame. En la operación de búsqueda, los investigadores detuvieron el martes a dos hombres y a sus dos compañeras. Una de las parejas, arrestada en el departamento suroriental de Vauclause, se dirigía en coche hacia España. La mujer estaba también fichada como islamista radical.

Las dos mujeres detenidas inicialmente estaban en contacto con Ines y sus dos acompañantes. Fue el hilo que llevó a las unidades antiterroristas hasta Saint Etienne du Rouvray el jueves. En el curso de las investigaciones, la policía ha descubierto que las detenidas habían mantenido contacto con un dirigente del ISIS en Siria o Irak que habitualmente da instrucciones para cometer atentados y que Ines había jurado por carta lealtad a los yihadistas.

Las tres detenidas el jueves estaban “radicalizadas, fanatizadas, y probablemente preparaban nuevas acciones violentas seguramente inminentes”, ha declarado el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, quien asegura que se han impedido varios atentados en las últimas semanas.

Pese a todo, sigue abiertas muchas incógnitas sobre el coche encontrado cerca de Notre Dame. Había sido abandonado de noche en medio de una calle poco transitada, y sobre todo por la noche, sin matrículas y con las luces de alarma encendidas. Fue un camarero el que avisó a la policía, que aún no tiene una hipótesis clara de lo sucesivo. En el maletero había cinco bombonas llenas, pero no estaban conectadas a ningún dispositivo para prenderlas o hacerlas estallar. Una sexta bombona vacía estaba dentro del habitáculo, visible a través de los cristales.

La policía cree que las mujeres no estaban seguramente «muy preparadas» para cometer atentados, pero que sí estaban «decididas» a cometerlos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...