Desahucio en la mezquita

La Guardia Urbana desprecinta esta mañana el local de la calle del Nord en Lleida

La Guardia Urbana ha desprecintado la mezquita de la calle del Nord, de Lleida, para hacer efectiva la orden de desahucio dictada por una juez el pasado mes de julio por impago del alquiler del local por parte de sus arrendatarios, la Asociación de Unión y Cooperación Islámica de Lleida y Comarca (AUCI). El desprecinto ha consistido en la retirada de las cadenas y candados que sellan las dos puertas de acceso al local, un antiguo garaje de camiones situado en los bajos de un edificio de viviendas de la calle del Nord.

La acción se produce un año después de que el Ayuntamiento de Lleida clausurara el oratorio musulmán más importante de la ciudad por exceder el aforo permitido. Los propietarios del local denunciaron a la entidad musulmana que lo regentaba por impago de los últimos recibos del alquiler e instaron el desahucio. En el juicio, al que no asistió ningún representante de la parte demandada, la juez condenó a los arrendatarios a pagar más de 7.100 euros por tres meses adeudados, más el importe equivalente hasta que se haga efectivo el desalojo del local, más las costas judiciales. La sentencia también dio por rescindido el contrato de alquiler.

La mezquita fue cerrada por el Ayuntamiento de Lleida con carácter indefinido en septiembre de 2010 por incumplir la normativa sobre seguridad y aforo. La Guardia Urbana levantó un acta de infracción tras comprobar que a uno de los rezos habían asistido 612 fieles, cuando la capacidad del local era de 240 personas. El templo había sido cerrado por primera vez un mes antes por quintuplicar el aforo permitido.

Desde entonces, la comunidad musulmana ha rezado bajo la dirección del imán Abdelwahab Houzi en diferentes espacios al aire libre de la ciudad, principalmente bajo una marquesina del recinto ferial de los Camps Elisis, a una distancia de unos 200 metros.

El desahucio pone fin a diez años de existencia de la mezquita en la calle del Nord, que desde su apertura ha estado marcada por la polémica. Este oratorio era el que más fieles musulmanes acogía, principalmente durante los rezos de los viernes. A finales de 2007, el consistorio cedió a la comunidad islámica un terreno en el polígono industrial del Segre, en las afueras de la ciudad, para que pudiera levantar un centro de culto más grande, pero hace unos meses le rescindió la concesión por no haber presentado ningún proyecto constructivo. En el próximo pleno municipal se aprobará el inicio del proceso negociado con la asociación Aloumma para construir una mezquita en el solar.

Un operario retira las cadenas y los candados que sellaban el acceso a la mezquita de la calle del Nord de Lleida bajo la supervisión de la Guardia Urbana– HERMÍNIA SIRVENT

Archivos de imagen relacionados

  • Desahucio_mezquita
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...