Denuncian la detención de 150 personas en Egipto por no ayunar en Ramadán

La Policía egipcia ha detenido al menos a 150 personas en distintas provincias por haber roto en público el ayuno del mes musulmán del Ramadán, según denunció hoy el movimiento liberal cristiano "Socios por la patria".

El director del movimiento, Samwel Alashay, dijo a Efe que esta campaña de arrestos, la primera de este tipo en el país y que afecta a la minoría cristiana que no ayuna en Ramadán, "es inconstitucional, ya que las leyes egipcias garantizan la libertad total".

Según este movimiento y algunas organizaciones de derechos humanos egipcias, los arrestos tuvieron lugar en las provincias de Asuán (sur), Hurgada (sur), Daqahliya (norte) y Port Said (norte).

Algunos detenidos, que fueron arrestados cuando comían o fumaban en la calle en las horas de luz, han sido liberados tras el pago de una fianza de quinientas libras (unos 100 dólares), agregó Alashay.

El movimiento ha enviado una carta al Ministerio del Interior egipcio, titulada "Socorra a la patria", en la que piden interrogar y juzgar a los oficiales de la Policía responsables de esta campaña.

"El hecho de que los altos cargos de la Policía realicen estos arrestos es una señal grave para los musulmanes en general y los cristianos en concreto, porque convierte el país en un Estado de talibanes y wahabíes (corrientes que siguen una versión estricta del islam, como en Arabia Saudí)", agregó Alashay.

El activista copto considera que la campaña policial responde a la convocatoria de una huelga de los cristianos el próximo viernes para reivindicar sus derechos, sobre todo para tener una ley que facilite la construcción de iglesias en Egipto.

Algunas asociaciones coptas en el extranjero y dentro del país han pedido a los cristianos, que componen el diez por ciento de la población egipcia, que permanezcan el viernes en sus casas y que se vistan con negro.

Hasta la fecha, alrededor de tres mil cristianos han asegurado en la red social por internet Facebook que participarán en la huelga, afirmó Alashay, y agregó que cada día más coptos se apuntan.

Por su parte, el portavoz de la catedral ortodoxa, a la que pertenece la mayoría de los cristianos egipcios, el padre Marcos, dijo a Efe que "la Iglesia no tiene nada que ver con la huelga".

"La Iglesia utiliza el diálogo para resolver cualquier problema. Las huelgas no sirven para nada", dijo el obispo.

La minoría copta, la mayor minoría cristiana en Oriente Medio, ha denunciado en varias ocasiones lo que califica de discriminación social frente a la mayoría musulmana del país.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...