Denuncian la apertura del curso universitario con con una misa

El obispo de Jaén invitó al profesorado a una «Misa del Espíritu Santo»

El obispo de Jaén ha invitado al profesorado de la Universidad de Jaén a una “Misa del Espíritu Santo” con motivo de la solemne apertura del curso universitario. Esta celebración se realiza en el Campus Universitario, concretamente en el Salón de Grados del Edificio Zabaleta, y para la convocatoria del obispo ha utilizado la red de la Universidad.

Desde Andalucía Laica consideramos que esta actuación supone un atentado a la aconfesionalidad del Estado y un privilegio de la iglesia católica que rompe el principio de neutralidad del Estado ante las creencias religiosas, tal como se proclama en el artículo 16 de la Constitución y tal como lo interpreta el Tribunal Constitucional: «El Estado se prohíbe a sí mismo cualquier concurrencia, junto a los ciudadanos, en calidad de sujeto, de actos o actitudes de signo religioso» (Sentencia nº 24/1982 de 13 de Mayo). Se conculca la libertad de conciencia al utilizarse lo público en beneficio de una determinada doctrina religiosa.

Carácter oficial
La utilización de un espacio universitario para este fin, la realización de la convocatoria a través de la universidad, otorgan un carácter “oficial” al acto y suponen el uso de espacios y recursos públicos para la promoción de una determinada confesión religiosa, a la que la universidad como parte de la estructura del Estado debe ser neutral. Igualmente contraviene la Ley de Protección de Datos al cederse los datos del personal de la Universidad a una entidad privada, como es el obispado de Jaén, para que pueda realizar la difusión de su misa, sin que los afectados hayan dado el consentimiento para ese uso por parte de la iglesia católica..

Respeto
Desde Andalucía Laica respetamos que quienes quieran celebrar, esta u otra celebración, con actos religiosos son libres de hacerlo, pero fuera de las instituciones públicas, de sus actividades y horarios oficiales. Consideramos que el Estado y todas sus instituciones deben ser respetuosas con la libre conciencia de la ciudadanía, y en este caso de la comunidad universitaria, y no privilegiar una determinada opción. Quienes quieran celebrar esa u otras misas, tienen espacios y tiempos para poder hacerlo sin aprovechar un acto cívico en un claro acto de proselitismo como puede verse en la tarjeta de invitación del obispo y enviada desde la universidad.

Denunciado al Rectorado
En este sentido se ha denunciado el hecho ante el Rectorado confiando que para próximos años se desligue la Universidad de cualquier acto confesional, como ya ocurre en otras Universidades donde también se realizaban estas celebraciones litúrgicas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...