Denuncian en Madrid el incumplimiento de la ley para garantizar la muerte digna

Esta ley supuso un paso más hacia el reconocimiento por ley de los derechos de los pacientes en este ámbito, así como los deberes de los profesionales sanitarios.

La Asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD) se ha concentrado este jueves en la Asamblea de Madrid para exigir que se cumpla la Ley para garantizar la muerte digna que se aprobó en 2017. Madrid se sumaba a comunidades autónomas como Galicia, País Vasco o Andalucía en llevar a cabo una ley con estas características. 

Esta ley supuso un paso más hacia el reconocimiento por ley de los derechos de los pacientes en este ámbito, así como los deberes de los profesionales sanitarios. La Asociación denuncia que en cuanto al testamento vital, actualmente no se está cumpliendo la normativa.

No ha habido campañas de difusión, una tercera parte de los centros médicos no lo registran, no se puede hacer en ninguna residencia de mayores y tampoco aparece en la historia clínica”, explica Fernando Marín, presidente de la asociación DMD.

La ley madrileña sobre muerte digna reconoce ciertos derechos y deberes a pacientes y profesionales. Para los pacientes esta ley sobre la muerte digna garantiza seguridad jurídica en la toma de las decisiones, mientras que para los profesionales sanitarios el texto les obliga a cumplir los deseos y voluntades del paciente. Además, los pacientes también tienen derecho a una muerte en su casa con paliativos y a estar en una habitación individual de hospital.

Madrid sigue a la cola en cuanto a testamentos vitales por cada mil habitantes, según informa Cadena Ser. “Solo 4 de cada 100 madrileños han registrado su testamento vital, situándonos en el puesto número 13 de todo el estado”, apuntaba en el manifiesto Charo Segovia, miembro de la asociación.

La Asociación Derecho a Morir Dignamente exige que se cumpla lo aprobado en 2017. “Denunciamos la falta de diligencia de los responsables de la consejería de Sanidad. Aprobar leyes para que después no se cumplan es injustificable”, añadía.

Tan solo dos diputados, Mónica García, de Podemos y José Manuel Freire, del PSOE se han acercado a la concentración.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...