Denuncian el vídeo blasfemo por atentar contra la libertad religiosa

Política Familiar presenta una demanda ante el Defensor del Menor y exige a Educación que abra expediente a la profesora

El vídeo blasfemo realizado por un alumno del instituto público Josep Maria Llompart de Palma y que ha sido calificado con un sobresaliente (un 9 sobre 10) en sus estudios de Bachillerato Artístico ha tenido su primera consecuencia en forma de denuncia. El Instituto de Política Familiar de Baleares (IPFB) interpuso ayer mismo una queja ante la Oficina de Defensa de los Derechos del Menor de Baleares (ODDM) donde ha pedido a este órgano que inste a la Conselleria de Educación a abrir «inmediatamente» un expediente disciplinario a la profesora de dibujo que ha evaluado el trabajo del menor y al equipo educativo del centro.

«Lo grave no es que el menor elabore este trabajo sino que los profesores, como adultos responsables de su formación, lo hayan permitido», denuncia el presidente del IPFB, Agustín Buades. El responsable del IPFB ve totalmente inaceptable que desde un centro educativo se permitan estas actitudes de intolerancia e insulto y menosprecio y «no se enseñe y eduque en la tolerancia y respeto». Y apunta a que el vídeo viola el artículo 525 el Código Penal que contempla multas de ocho a doce meses por «ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa (…) o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican». La ley estipula las mismas penas para «los que hagan públicamente escarnio, de palabra o por escrito, de quienes no profesan religión o creencia alguna».

Tal y como publicó ELMUNDO / El Día de Baleares este domingo, el videoclip realizado por el menor de 17 años llama «puto» al obispo, dice que la Virgen practicaba sexo anal y manifiesta su deseo de «follarse a Jesucristo». Dos minutos de videoclip con música y baile donde el alumno repite el estribillo «soy maricón» y donde se queja de que «aunque es cristiano, la Iglesia no lo acepta porque folla por el ano».

El chaval tiene colgado el vídeo en su cuenta de Twitter como tuit fijo desde el 30 de noviembre y durante todo el día de ayer estuvo promocionándolo con sus seguidores, aprovechando el revuelo en las redes. Paradójicamente, aunque es propiedad de un menor de edad, YouTube no permite el visionado a menores de 18 años y alerta de su contenido «potencialmente inadecuado», a través de este mensaje: «Es posible que este vídeo contenga material marcado por la comunidad de usuarios de YouTube que puede ser inadecuado para algunos usuarios. Para ver este vídeo, verifica que tienes al menos 18 años iniciando la sesión. Si prefieres evitar contenido potencialmente inapropiado, te recomendamos que actives el Modo Restringido».

La polémica se centra en el tipo de contenidos educativos que se ha ofrecido por parte de los docentes del Bachillerato Artístico y, sobre todo, en cuáles son los criterios que han seguido a la hora de aceptar y evaluar -incluso con buena nota- un trabajo escolar que podría incurrir en un delito contra la libertad religiosa.

Parte de la comunidad religiosa ha puesto el grito en el cielo al conocer que una docente ha premiado las blasfemias de un alumno. El más crítico ha sido el padre Francesc Novella del Oratori de Porreres, quien ha dedicado un duro artículo en su blog (oratorideporreres.com) donde se queja de lo «fácil y barato» que es criticar a la Iglesia Católica y lamenta la falta de criterio pedagógico de la docente en cuestión. Novella ha comunicado personalmente de esta «fechoría» al Obispado de Mallorca y ha solicitado que se tomen medidas para que estos hechos no queden impunes. El religioso también reclama públicamente que la Conselleria de Educación tome medidas, ya que no se explica esta calificación. «El vídeo es repugnante pero esto no se soluciona cambiando la nota sino modificando el criterio de la calificación», asevera mientras reconoce que lo que más le ha dolido es el «descaro y la mentira» del menor porque «no es verdad que la Iglesia discrimine al homosexual, si bien es cierto que no avanza tan rápido como la sociedad ni debemos perseguir al mundo», concluye.

Desde el PP también han sido muy críticos con el vídeo blasfemo y advierten de que pedirán explicaciones al conseller de Educación, Martí March. Por su parte, la Conselleria de Educación, con quien este diario se puso ayer en contacto, mantuvo silencio sobre este tema y prefirió aplazar hasta hoy su respuesta.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...