Denuncian ante nuncio apostólico conspiración de obispos en Nicaragua

La conspiración de tres obispos contra el Gobierno nicaragüenses durante el intento de golpe de Estado fue denunciada hoy en una carta abierta al nuncio apostólico en el país, Stanislaw Valdemar.

‘A confesión de parte relevo de prueba’, cita en su escrito el periodista y poeta Juan Maltes al referirse a la revelación de dos audios en los que se escucha al obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, promover e incitar al derrocamiento del gobierno sandinista por vías de hecho.

Maltes relata que la confesión de Báez es la prueba contundente del involucramiento del obispo de Estelí, Abelardo Mata, y de Matagalpa, Rolando Álvarez, en la conspiración criminal.

En la misiva añade que según los audios los prelados apoyaron hechos atroces como la quema de personas, violaciones, secuestros, torturas, entre otros.

Las grabaciones señalan a Báez, al parecer, como cabecilla de otros obispos y sacerdotes que prestaron sus iglesias para convertirlas en cuarteles de tortura y centros de terrorismo, apunta Maltes.

‘No hay más pruebas que la lengua viperina de un sacerdote que en lugar de llamar a la reconciliación y el amor entre hermanos, llama a la violencia al insulto, al desprecio, a la muerte’, escribe.

También expresa a Valdemar que los medios de comunicación de la extrema derecha como La Prensa, El Nuevo Diario y Radio Corporación son centros de reuniones clandestinas de los conspiradores profesionales a las que asisten además obispos como Mata.

‘¿Es esto señor nuncio lo que desea la Iglesia Católica para el pueblo nicaragüense? ¿Es esta clase de sacerdotes (…) que en lugar de buscar la reconciliación entre los nicaragüenses pregonan el odio, la muerte, el retraso, la pobreza, la división social?’, cuestiona Maltes.

En su texto ruega al nuncio apostólico transmitir al papa Francisco esos pensamientos.

Para el escritor, la intentona fracasó porque la inmensa mayoría del pueblo apoyó siempre la validez constitucional del presidente Daniel Ortega, y la vicemandataria Rosario Murillo, quienes contaron también con el respaldo del Ejército y la Policía Nacional.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...