Denuncia que por reclamar la retirada del crucifijo y la biblia para prometer el cargo le llovieron insultos

Izquierda Unida ha denunciado este lunes que la constitución de la nueva corporación municipal de Argés (Toledo), «solo puede calificarse de bochornosa por la actitud del PP, su grupo de acólitos, personal cercano e incluso conocidos familiares, que mostraron una intolerable falta de respeto hacia la pluralidad de las y los vecinos de Argés».

Según explica esta formación, el acto estuvo presidido por un atril en el que se había dispuesto una Biblia y un crucifijo, «en representación solo de una parte de la ciudadanía y contraviniendo la aconfesionalidad del Estado y sus instituciones -como recoge la Constitución-, y el Guión de la Sesión Constitutiva remitido por la Señora Secretaria municipal, que indicaba claramente que la jura o promesa debía realizarse ante un volumen del Texto Constitucional de 1978».

La mesa presidencial accedió a la solicitud de retirada de los símbolos religiosos por parte de Izquierda Unida, «causando esto un auténtico tumulto entre las filas del PP hasta convertirse en un degradante espectáculo donde numerosos asistentes, con insultos y gritos ofensivos, impidieron que se realizara la promesa del Concejal d IU, Alberto López,, teniendo que repetirse a propuesta de la Mesa de edad y la Secretaria, hasta en dos ocasiones.

El edil de Izquierda Unida tomó así posesión ajustándose a la fórmula en derecho, ante el aluvión de insultos, faltas de respeto y muestras de intolerancia, «incluyendo la del candidato del PP, que fuera de formas se acercó al concejal exigiendo que se leyera el modelo de jura que él consideraba».

Una parte importante del auditorio, según IU, contrarrestó esta situación con aplausos y a la salida del acto, fueron numerosas las muestras de afecto y apoyo recibidas por el concejal , «dando ejemplo de dignidad y pluralidad en el municipio, gobernado por el mismo candidato del PP desde 1991, que, además, ha perpetrado un daño irreparable a la provincia de Toledo y su ciudadanía como Delegado de Bienestar Social a las órdenes de García Tizón y Cospedal».

El grupo municipal del PP, ha calificando de «ejemplo» este espectáculo bochornoso de agresión hacia la libertad de expresión por parte de sus filas, dejando constancia de lo que entienden por democracia.

Sin embargo, es más probable que la crispación de la lista del PP se deba a la pérdida de votos que han sufrido desde las anteriores elecciones y que a punto ha estado de costarle la mayoría, «que gestiona el Ayuntamiento como un cortijo de su propiedad».

Iu agradece que el PSOE de Argés haya criticado la actitud del PP, aunque precisa que no solicitó en ningún momento la retirada de los símbolos religiosos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...