Demostración de fuerza de la iglesia ortodoxa en Rusia

Los fieles ortodoxos rusos rezaron ayer por todo el país para defender a la Iglesia Ortodoxa Rusa (IOR) de la que consideran la mayor campaña anticlerical desde la caída de la Unión Soviética.

Kiril, patriarca de la IOR y que ha mostrado públicamente su apoyo a Vladimir Putin, llamó a los fieles a rezar «por nuestra fe, nuestra Iglesia, nuestros santos y nuestra patria. No hemos venido a un mitin, ya que la Iglesia no convoca mítines. Tampoco amenazamos a nadie ni demostramos nuestra fuerza, pero nadie nos puede prohibir en un crucial momento concentrarnos para el rezo».

El acto más multitudinario se celebró en la catedral de Cristo Salvador, donde más de 50.000 personas procedentes de la capital y de otras regiones se concentraron para orar frente al principal templo ortodoxo del mundo.

Para ello, la Iglesia trajo especialmente a Moscú una cruz y un icono que fueron recientemente profanados, además de otro icono que fue ametrallado durante los años veinte del siglo pasado.

La IOR ordenó la lectura en todos templos de un comunicado en el que pidió a los fieles a rezar para «hacer entrar en razón a los pecadores y lograr su arrepentimiento».

El primer escándalo ocurrió en febrero, cuando las encapuchadas componentes del grupo punk Pussy Riot escenificaron una actuación musical antigubernamental en el altar de la catedral de Cristo Salvador. La Iglesia pidió un castigo «severo» contra estas mujeres, que han sido detenidas.

Archivos de imagen relacionados

  • Mani ortodoxos Rusia2012
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...