Democracia e Islam

Las revoluciones del jazmín y del papiro se parecen a Praga y Budapest o el Muro de Berlín, pero ¿pueden como ellas tener un desenlace hacia la democracia? La pregunta no es ociosa ya que en un país islámico el derecho civil, mercantil y penal no existen, están incluidos en el Corán y por lo mismo administrado por los ayatolá o bien por un caudillo, rais, rey o reyezuelo.

Como España es un poco mora, tuvimos por aquí un “Caudillo” con guardia mora incluida por si quedaban dudas. El rais o  rey gobierna como quiere con tal de no salirse del Corán. Si se quiere instaurar una democracia hay que proclamar una constitución y dentro de ella marcar la separación de poderes ejecutivo, legislativo y judicial ¿Están preparados los musulmanes para deducir del Corán que tal cosa se puede establecer o , por el contrario, ¿deben dejar el Corán para las mezquitas y fundar un estado laico?

La única democracia que se conoce en país islámico es Turquía y ello es así porque Kemal Ataturk instauró un estado laico. ¿Cómo se puede conseguir eso en Egipto si los Hermanos Musulmanes asumen parte del poder o todo?

A un ladrón se le corta la mano porque lo dice el Corán, a una adúltera se la apedrea porque así lo escribió Mahoma. No hay código civil –esa gran creación de Napoleón- ni código penal fuera del libro. Por tanto la reforma imprescindible, sine qua non, es redactar sendos códigos civiles, penales y mercantiles y hacerlos cumplir por jueces laicos y abogados de carrera universitaria.

El efecto dominó parece perder momento y las reformas se van a quedar en un gobierno de la oligarquía mubarakesca con algún pequeño grado de libertad añadida. Un general o ex ministro ocupará la silla del Rais y adoptará un perfil bajo: “Hay que cambiarlo todo para que nada cambie”.

Pero si, por un milagro de la primavera del Cairo, se votara una constitución democrática, nos hallaríamos ante el acontecimiento más decisivo del último siglo. Porque la vuelta de los países ocupados por Rusia a la democracia, estaba cantada, en cambio el paso de países feudales, teocráticos y medievales a un sistema democrático sería un avance colosal para hacer más gentil la vida en el mundo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...