Demandan ubicar a fundador de Casitas

Ven vínculos de casa hogar con adopciones ilegales en extranjero

Si el gobierno de México desea realmente conocer el paradero de los infantes desaparecidos en Casitas del Sur y de La Casita, albergues ubicados en la ciudad de México y en Cancún, Quintana Roo, debe localizar al fundador y líder de la agrupación religiosa Los Perfectos, Jorge Erdely Grahamm.

Aseguran que Erdely lleva el control total de sus seguidores y de lo que sucede en esas y otras casas hogar distribuidas en todo el país, como el Centro de Adaptación e Integración Familiar (Caifac), en Monterrey, Nuevo León o en Ciudad Valles, San Luis Potosí.

Así lo asegura Mónica Sánchez Moreno, quien llegó a Cancún en 1990 con órdenes de Erdely Grahamm para instalar en este centro turístico, La Iglesia Restaurada Cristiana y, dos años más tarde, el albergue La Casita, modelo que dicho líder religioso diseñó con el objetivo de brindar apoyo a la niñez desvalida.

“Yo conocí a Jorge (Erdely) en el Centro Cristiano Calacoaya, en Atizapán. Él decidió que me tenía que casar con un pastor (Miguel Ángel Vargas) y nos mandó a Cancún con la orden de, primero, fundar la iglesia, en 1990, y dos años después, para crear La Casita de Cancún, que fue la primera en México. Ese modelo aquí nació”, revela a EL UNIVERSAL.

Aquel esquema nacido en Cancún fue distorsionándose con el tiempo y, posteriormente, replicándose, en la ciudad de México, Monterrey y otras zonas del país, en donde ha sido usado para el adoctrinamiento religioso y la retención de infantes, de acuerdo con sus palabras.

Sospechan adopciones ilegales otorgadas a extranjeros

Hay quienes aseguran —como Sánchez Moreno— que existen suficientes elementos para al menos sospechar que “este grupo religioso radical” está ligado con adopciones ilegales de infantes otorgadas a extranjeros y que se manejan como redes de delincuencia organizada. Las evidencias se desprenden de las 11 denuncias que aquí realizaron, en 2005, padres de familia a quienes la directora de La Casita, Patricia Seoane de Bretón y Leydi Yolanda Campos Vera, les arrebataron a sus hijos e hijas.

Campos Vera, fungió como representante legal del albergue y años después fue nombrada directora de Averiguaciones Previas de la Procuraduría de Justicia de Quintana Roo; como tal, estuvo involucrada en el caso del pederasta Jean Succar Kuri, a quien no detuvo cuando éste confesó a Edith Lorena Encalada, ante una cámara oculta, su afición sexual por las niñas, entre otras cosas. “Hay que recordar que Leidy Campos fue encarcelada por las denuncias de padres de familia a quien les quitó a sus hijos; luego, increíblemente, el juez segundo de lo penal, Benjamín Navarrete, quien giró la orden de aprehensión en su contra, determinó que la Procuraduría había integrado mal el expediente y la dejó ir.

“Fue excarcelada el 21 de diciembre de 2005 y sabemos de buena fuente que ese mismo día llegó una camioneta del gobierno del estado para llevarla directo al aeropuerto y sacarla del estado. Ella y Patricia (Seoane) estaban protegidas por Joaquín Hendricks (ex gobernador de Quintana Roo). Nadie volvió a saber de ella, hasta que estalló lo de Casitas del Sur, en donde aparentemente también era parte de la administración”, expresó.

De quien tampoco se ha tenido mayor noticia es de Seoane de Breton, quien salió del estado y de México, luego del escándalo que envolvió a La Casita, uno de cinco albergues temporales que se manejan a través de la organización Defensa de los Derechos Humanos de la Mujer y el Menor Desvalido, que la activista preside desde 1987.

“A ella se le giró también una orden de aprehensión, pero abandonó el país para refugiarse en una de las casitas que está en Ruanda, África. Su hijo, Jorge Breton, vive en Inglaterra, con la niña que le arrebató ilegalmente a Ágata, la muchacha que Patricia decidió que no era buena madre, así que le quitaron a su hija, como hacen siempre”, manifiesta.

En las denuncias por privación ilegal de la libertad en contra de Seoane de Breton y de Campos Vera, acumuladas en el expediente 171/2005, que llevó y cerró el juez segundo, Benjamin Navarrete, aparecen testimonios de infantes que hablan de castigos, maltratos físicos y sicológicos, hasta de violencia sexual, mostrando reiteradamente una inclinación religiosa extrema, de acuerdo a lo narrado por la entrevistada.

“Por esta razón, si las autoridades de verdad quieren dar con el paradero de Ilse Michel y de los otros niños desaparecidos en Casitas del Sur, en La Casita de Cancún y en otras Casitas que hay en Morelos, Ciudad Valles y Monterrey, tienen que localizar a Jorge (Erdely), quien es pieza clave en todo esto. Nadie de Los Perfectos hace nada sin su autorización.

“Nosotros tenemos informes de que se encuentra en Vancouver, Canadá, así que si la autoridad da con él, seguramente dará con ésos y otros niños”, afirma, para agregar que a partir de hoy (lunes), un grupo de siete familias que perteneció a Los Perfectos, iniciarán una campaña informativa local y nacional para difundir los peligros que supone este grupo religioso, advertir a madres y padres para que no entreguen a sus hijos a este tipo de albergues temporales y a motivar a la ciudadanía a que denuncie tales hechos.

************************************************************************

24-02-2009

La Procuraduría de Justicia de Quintana Roo, investiga el caso de un adolescente de 14 años, quien junto con su madre, interpusieron una denuncia por privación ilegal de la libertad y sustracción de menores en contra de los responsables del albergue La Casita, en Cancún.

El menor de edad logró escapar de la casa hogar hace tres meses y se presentó el 18 de febrero pasado en el Ministerio Público de Playa del Carmen, en la Riviera Maya, para denunciar la presunta comisión de delitos de abuso sexual y privación ilegal de la libertad, confirmó el procurador de Justicia, Bello Melchor Rodríguez.

“La denuncia fue presentada en la mesa especializada en Delitos Sexuales y Violencia Intrafamiliar, en Playa del Carmen, pero por hechos registrados en Cancún, en particular en La Casita.

Por tal hecho se ha iniciado una investigación y se recaban pruebas para solicitar una orden de cateo al albergue, presidido por Patricia Seoane de Bretón, a fin de constatar la veracidad de las denuncias hechas por el menor quien junto con su hermano, estaba bajo la custodia temporal en la casa hogar.

Su estancia era consentida por los padres, quienes viven en Playa del Carmen. Ambos pagaban al refugio una mensualidad para que se diera techo y alimento a sus hijos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...