Delirante Sostres: relaciona el asesinato de un profesor con la educación pública y con que no haya crucifijos en las aulas

Cada vez que ocurre una tragedia surgen voces que pretendan aprovecharla para llevar el agua turbia a su molino y ganar adeptos para que se sumen a sus fobias o filias. Se supone que hay algunos límites pero Salvador Sostres está habituado a saltárselos todos y lo ha vuelto a hacer al utilizar el asesinato de un profesor a manos de un menor en Barcelona. Su objetivo no ha sido otro que usar el suceso para atacar la educación pública y difundir un mensaje supuestamente católico.

Culpa a los profesores…
En un artículo publicado por El Mundo este jueves, Sostres alude al asesinato de Barcelona para prescribir menos psicología y más religión y culpar a los profesores de lo sucedido. “Los profesores no pueden pedir más protección contra la degradación de su relación con los alumnos como si ellos fueran ajenos a tan lamentable proceso. Cuando crees que un psicólogo puede sustituir a Dios ya se ve que el brote psicótico será lo próximo en llegar”, apunta.

… y apela al “temor de Dios”
Sostres también dice “la enseñanza pública española ha renegando de cualquier idea de orden y jerarquía” y que “esto no es ningún brote sino el profundo defecto que a lo largo de los años ha sembrado el naufragante izquierdismo de la mayoría de los docentes públicos”. El texto concluye diciendo que “el temor de Dios es el único y auténtico eje vertebrador de la sociedad” o que “los niños empezaron a extraviarse el día que empezaron a tener derechos”. Y provoca hasta el final con un “desde que echamos al crucifijo de clase, pues qué quieres que te diga, ha entrado cualquier salvaje”.

¿Manipulación o falta de información?
Resulta obvio recordarlo pero, ¿Sostres no se ha enterado de que en los colegios católicos y apostólicos con sus crucifijos también hay menores que cometen crímenes, como en el Corpus Christi Catholic College de Leeds?

 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...