Dejarán unos 450 mil alumnos las escuelas privadas, revela la ANEP

Los institutos laicos, los más afectados por la crisis y el IETU; los centros religiosos, exentos

Como efecto de la crisis económica, las escuelas privadas perderán en el siguiente ciclo escolar alrededor de 450 mil alumnos de educación básica; entre 400 y 500 planteles cerrarán o suspenderán temporalmente sus servicios y unos mil 500 maestros y empleados se quedarán sin trabajo, revela un estudio de la Asociación Nacional de Escuelas Particulares en la República Mexicana (ANEP).

Se trata de la peor crisis del sistema educativo privado en dos décadas, advierte en entrevista el director general de la ANEP, Alfonso Arellano, quien señala que de continuar con esta tendencia está anunciada la muerte de las escuelas privadas laicas porque los centros confesionales no se han visto afectados, ya que el actual esquema de tributación, desde el gobierno de Vicente Fox está beneficiando únicamente a las instituciones religiosas.

La asociación afirma que las zonas en donde el cierre de escuelas y la emigración de alumnos de centros privados a públicos será más grave en el Distrito Federal, Guadalajara, Mérida, Monterrey y el estado de México.

La ANEP señala además que ya existe una cartera vencida con cerca de 400 mil padres de familia. Con colegiaturas promedio de entre 3 mil y 5 mil pesos mensuales en los planteles de enseñanza básica, los adeudos por cada familia oscilan entre los 10 mil y 15 mil pesos, precisa Arellano.

La baja de alumnos en los planteles de paga afectará sobre todo a la enseñanza primaria. Tan sólo en la capital del país, se calcula que 300 planteles no abrirán sus puertas en agosto, ya que solicitaron una suspensión temporal para no perder el Registro de Validez Oficial.

En el panorama que ofrece la ANEP para el ciclo escolar 2009-2010 se anticipa también que habrá una disminución real de 15 por ciento de las percepciones económicas del personal docente y se perderán unos mil 500 empleos.

Arellano indicó que desde el año pasado, el mercado de la enseñanza privada se atomizó: No hemos crecido en el porcentaje (de alumnos), pero sí en el número de escuelas. Se ha duplicado en el número de planteles en los pasados tres años.

En este sentido, indica que la matrícula de la primaria privada representa entre 10 y 12 por ciento del total nacional, mientras que la de la secundaria significa 7 por ciento y la del preescolar llega a 12 por ciento.

Destacó que esta situación de crisis también obedece a la puesta en marcha del impuesto empresarial de tasa única (IETU), el cual sólo favoreció a las escuelas religiosas porque éstas pudieron convertirse en donatarias, y dijeron, bueno, yo me cambio a ser donataria, me saco el dinero de la bolsa de la escuela y me lo guardo en la bolsa de la organización religiosa que represento, y la organización religiosa sigue sin pagar impuestos. A las laicas nos pegó porque nosotros no podemos hacer eso, no nos podemos volver donatarias.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...